Así arrancó el Río Babel 2019 en Madrid (Primera Jornada)

Tras una gran edición de arranque del festival Río Babel el pasado año, los organizadores se han dispuesto a superar el listón en esta segunda edición. En un festival ubicado en el recinto madrileño del IFEMA que repite la fórmula de tres días de música, aunque reduciendo los conciertos del jueves a solo 3 por la noche, nos disponemos a disfrutar estilos de música bastante dispares con el objetivo de hacernos saltar y moverse como reza su eslogan “Madrid baila

La imagen puede contener: 4 personas, personas sonriendo, barba, sombrero y primer plano

Según ellos mismos lo definen como un festival ecléctico (palabra que tuve que buscar en el diccionario y que quiere decir “Combinación de elementos de diversos estilos, ideas o posibilidades.”), y con esa premisa decidimos dejarnos llevar por tan variados ritmos.

La imagen puede contener: 1 persona, en el escenario, cielo y exterior

La imagen puede contener: 1 persona, en el escenario y de pie

La imagen puede contener: 1 persona, en el escenario, de pie y exterior

Abrió la jornada musical PJ Sin Suela, rapero y cantautor que con una actitud siempre de agradecimiento al público y sobrepasando el calor que ya empezaba a amainar, animó a la gente que continuaba entrando al recinto. Como llegamos una vez había cantado las 3 primeras canciones (por lo comentado al principio), no pudimos hacer fotos desde el foso (esos primeros planos que tanto me gustan).

La imagen puede contener: una o varias personas, personas en el escenario, personas de pie y exterior

Durante la hora que duró su actuación, pudimos escuchar temas en su mayoría bañados por ritmos reggae que acompañaban a su rap, y lanzando numerosos mensajes de cariño a su tierra. Con la divertida “Oda A Las Tetas” hizo bailar a todos los presentes, incluso a los más rezagados, y decidió cerrar su espectáculo con “Jodio Loco”, marcando su simpatía y buen humor e invitándonos a seguir disfrutando de la música.

La imagen puede contener: una o varias personas, cielo, barba y exterior

La imagen puede contener: 2 personas, personas en el escenario y noche

Con una puntualidad bastante acertada (ayudada también por disponer de dos escenarios contiguos) tomó el escenario Pedro Capó, haciéndonos mover las caderas con sus ritmos latinos desde la primera a la última canción. Comenzó con “Estoy Enamorado”, haciendo visible que lleva en la sangre el ritmo y el baile, y pasando por temas como “Un minuto” (en la que daba libertad al público para que cantase los estribillos, cosa que la gente respondía con creces) o algunas de su trabajo En letra de Otro, con reinterpretaciones de versiones míticas como “Será que no me amas” y “Atrévete-Te-Te” (himno de Calle 13 del 2006).

La imagen puede contener: 4 personas

La imagen puede contener: 1 persona, sonriendo, en el escenario y noche

Como no podía ser de otra forma, llegó hasta su éxito más conocido, o al menos más esperado y coreado por los asistentes, “La Calma”. Canción en la que se recreó haciendo pasar al público un momento espléndido en el que pese a que el calor estaba bajando, se puede decir que subió la temperatura en el festival.

La imagen puede contener: una o varias personas, personas en el escenario, personas de pie y noche

La imagen puede contener: 1 persona, fuego

Para clausurar esta primera jornada del Río Babel, tomó el escenario Bad Bunny entre grandes clamores del público, y arrancándose con “Ni Bien Ni Mal” puso comienzo a su espectáculo. Había llegado el plato fuerte de la noche, aquel por el que (nos consta) había gente esperando en las puertas desde las 4 de la tarde para ver al conejo malo en una buena posición.

La imagen puede contener: una o varias personas y personas de pie

La imagen puede contener: una o varias personas, noche y exterior

El puertorriqueño hizo a todo el mundo mover la cadera y columna con sus temas a medio camino entre el reggaeton y el trap en los que el público no paraba de cantar y bailar. No faltaron sus conocidas “Mia”, “Amorfoda” o “Dura” (de Daddy Yankee), demostrando en todo momento un despliegue de medios propios de un artista internacional de su talla (no faltaron confeti, serpentinas, fuego y un gran cuerpo de baile), haciendo que el público respondiese con la euforia por la que el artista se sentía tan agradecido.

La imagen puede contener: una o varias personas, personas en el escenario, noche, concierto y exterior

La imagen puede contener: una o varias personas e interior

Con respecto al recinto, nos pareció que la distribución del espacio estaba bien resuelta, la zona de bebidas y comida parecía suficiente, y el espacio de los escenarios daba la sensación de cómodo, solamente impidiendo pasar de un lado a otro entre la gente en el concierto de Bad Bunny. No obstante, deberíamos esperar al viernes y sábado que es cuando se espera mayor aforo de público.

También, y aunque suene extraño remarcarlo, nos pareció que la zona de los baños estaba bastante limpia y decente a última hora antes de marcharnos, esperamos que esa tendencia se mantenga en los días consecutivos.

Mención especial al personal de seguridad, muy atentos, amables y serviciales facilitándonos la tarea en todo momento (se agradece cuando el trato por parte de este personal es cordial y no desde la mera superioridad, por lo que un minipunto para ellos)

La imagen puede contener: 1 persona, sonriendo, en el escenario, de pie, concierto, cielo y exterior

Tras esta primera sesión de festival marcada por los ritmos latinos nos marchamos a reponer fuerzas hasta mañana.

Nos vemos en los festivales,

Fran Salamanca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: