Así fue la III Edición del Festival Amante

Ya han pasado unos días desde que asistimos a la tercera edición del FESTIVAL AMANTE, que tuvo lugar los días 16, 17 y 18 en Borja, y una semana después aún tenemos ese buen sabor de boca que este joven festival nos ha dejado. Tratándose de un festival de tamaño pequeño (pero protagonizado por artistas muy grandes) ha sabido combinar su potencial tanto en el pueblo como en el recinto de los conciertos de noche, siguiendo la estela de otros grandes festivales en esa línea como el Contempopránea o el Sonorama (esos dos por ejemplo, no se conciben sin la vidilla del pueblo durante el día).

La imagen puede contener: una o varias personas, multitud y exterior

En primer lugar, y antes de comenzar a detallar los eventos musicales que allí nos llevaron, hay que hacer una mención especial y agradecimiento a la organización del festival, compuesta en su mayor parte por gente joven con ganas de hacer las cosas bien, atentos en todo momento al desarrollo de los acontecimientos para poder adaptarse y corregir lo posible sobre la marcha. Un ejemplo es la habilitación de una nueva zona de acampada (quien me conozca sabe que soy totalmente pro-camping), ya que varios días antes del festival completaron el aforo de la zona inicialmente propuesta, y que mientras otros hubiesen dicho “pues esto es lo que hay, qué buenos somos que hemos hecho lleno en la zona de acampada”, decidieron buscar las traseras de un albergue juvenil cercano para no dejar a nadie que quisiera fuera de Borja por alojamiento. Un minipunto para ellos.

Dicho lo cual, comenzamos a resumir la experiencia del festival propiamente dicho. Llegamos el viernes desde Madrid con un sol abrasador que prometía tomarse su trabajo en serio durante el fin de semana. Llegamos a la zona de acampada, y tras registrarnos y montar el set de camping (tienda-toldo-colchón) nos dirigimos al recinto del festival donde recogimos la acreditación.

La imagen puede contener: 2 personas, personas sonriendo, personas en el escenario y noche

La imagen puede contener: 1 persona, en el escenario, tocando un instrumento musical, guitarra, noche y calzado

La imagen puede contener: 2 personas, personas sonriendo, personas en el escenario y personas tocando instrumentos musicales

Comenzaron amenizando el atardecer los chicos de Tardeo Zaragoza (interesante propuesta creada con el objetivo de dinamizar las tardes en la capital maña, merece la pena leer un poco al respecto), quienes prepararon el terreno a los vallisoletanos Siloé, una vez que la noche ya había tomado el recinto. El dúo formado por Xavi Road y Fito Robles nos deleitó con una interpretación exquisita en la que hay que remarcar el momento en el que convirtieron el festival en un concierto de salas bajando entre el público para interpretar algunas canciones (entre las que se encontró Atlas, una de mis favoritas) en formato acústico.

La imagen puede contener: 1 persona, en el escenario y de pie

Tras acabar con La Niebla como es habitual en esta gira, llegó el amigo barcelonés Carlos Sadness, que convirtió la calurosa Borja en un breve paraíso tropical que pasó a llamarse Isla Morenita por algo más de una hora. El optimismo y la fiesta fueron protagonistas del momento en el que pudimos escuchar Ahorita, su último tema publicado.

La imagen puede contener: 2 personas, personas sonriendo, noche

Para poner el broche a la primera jornada, las chicas de ME&DJs se encargaron de seguir haciéndonos bailar con éxitos del indie desde Lori Meyers a Viva Suecia, con un carisma y un buen rollo sensacional. Y finalmente Religion puso la nota más electrónica para que los que tuviesen más ganas de fiesta no tuviesen motivos para marcharse.

La imagen puede contener: 1 persona, guitarra y exterior

La imagen puede contener: una o varias personas, personas tocando instrumentos musicales y exterior

El sábado se planteaba como un día completo, con conciertos bastante interesante durante el día en dos escenarios del pueblo, comenzando por Texxcoco en el Jardín Vertical. Aunque por momentos sufrimos por la integridad física de sus miembros debido a las altas temperaturas, la agrupación canaria supo sobreponerse con su rock cada vez más reconocido en el panorama nacional.

La imagen puede contener: 1 persona, tocando un instrumento musical, en el escenario, sentado y guitarra

Una vez acabado, pasamos a Mikel Erentxun en la Plaza del Mercado donde el que fuera integrante de Duncan Dhu ofreció un gran concierto de casi dos horas con un público totalmente entregado en el que hizo un repaso tanto a sus temas más recientes como a algunos himnos de su antigua formación antes mencionada.

La imagen puede contener: una o varias personas, personas tocando instrumentos musicales y guitarra

Paramos un rato para comer y reponer fuerzas, y antes que los suecos tomasen la Plaza del Mercado, los Bitches Deejays hicieron de las suyas en el Jardín Vertical. La formación cuyos integrantes van oscilando entre DJ y showman según va sucediéndose el concierto, volvieron a plantearnos si quienes mejor se lo pasan en sus sesiones son el público o ellos mismos.

La imagen puede contener: 1 persona, tocando un instrumento musical y barba

La imagen puede contener: 1 persona, en el escenario, barba y exterior

A continuación la formación murciana Viva Suecia prometía ser otro de los puntos fuertes de la jornada. Y no defraudaron. A las puertas de la publicación del que será su tercer álbum largo de estudio (“El Milagro”) sacaron toda su artillería volviendo loco a un público que llevaba un tiempo esperando ese momento bajo el calor hornífero (sé que no existe esa palabra, pero me parece muy gráfica para describir la situación).

La imagen puede contener: 2 personas, personas en el escenario, personas tocando instrumentos musicales y guitarra

Con ese éxtasis que nos deja el saber que todo lo que importa está en el aire, nos ponemos en el modo noche para dirigirnos al recinto del festival, donde Tardeo Zaragoza volvió a abrir la noche musical en el recinto. Los Secretos demostraron por qué llevan tanto tiempo encima de los escenarios, y es que la actitud es indispensable pese a interpretar los que ya son himnos intergeneracionales.

La imagen puede contener: una o varias personas y noche

La imagen puede contener: una o varias personas, concierto, multitud y noche

Tras ponerle el broche a su interpretación con fuegos artificiales, llegó el grupo Dorian al escenario para hacernos bailar y disfrutar con ese espectáculo de pop electrónico en el que la estética de su puesta en escena, con las luces y animaciones tan cuidadas, era un elemento más de la banda (opinión personal ergo subjetiva: me encanta ese show de música-luces-sonido-confeti especialmente en la gira de “Justicia Universal”, no me canso de verlos).

La imagen puede contener: 1 persona, tocando un instrumento musical y noche

La imagen puede contener: una o varias personas y personas en el escenario

Amatria puso todo patas arriba con ese mensaje de buen rollo que Joni acostumbra a proyectar. Poco se puede decir que la gente no sepa de esta formación, y aún quienes no la conocían, se sorprendieron y dejaron llevar por su alud de luz.

La imagen puede contener: 1 persona

Finalmente, la DJ Inmir puso el toque electrónico a una segunda jornada en la que la afluencia de gente fue mayor que el día anterior, atraídos todos por el interesante cartel, y haciendo algo más lento los desplazamientos entre el público dentro del recinto.

La imagen puede contener: 1 persona, sentado y exterior

El domingo, como guinda del pastel, o ese postre que te deja tan buen sabor de boca, Rafa Ariño y Nunatak dejaron su huella en la plaza del Jardín Vertical. En primer lugar, el fotógrafo y DJ Rafa Ariño nos hizo bailar con los temas indie pop que más nos gustan. Hay que indicar además que durante los días del festival, en balcones y escaparates de Borja se encontraba una exposición de su trabajo fotográfico “Girando con…”, mostrando otro punto de vista de los conciertos en los que normalmente solo vemos lo que sucede sobre el escenario.

La imagen puede contener: 1 persona, sonriendo, exterior

La imagen puede contener: 1 persona, en el escenario

Por último, el sonido pop-rock-folk de Nunatak, que actualmente están despidiendo “Nunatak y el tiempo de los valientes” y mostrando algún adelanto de su próximo álbum, fueron los encargados de cerrar esta edición del Festival Amante que tanto hemos disfrutado.

Aunque no haya podido ser pefecta en su totalidad por pequeños detalles, que la organización ha detectado, reconocido y seguramente puesto en marcha mecanismos para evitar en posteriores ediciones, la valoración global ha sido sin duda positiva tanto por nosotros como por toda la gente con la que pudimos compartir opiniones y batallitas, y vuelvo a remarcar el gran trabajo de la organización y agradecerles por la parte que me toca la atención y el buen trato recibidos, que hacen que esperemos la confirmación de fechas para reservar en el calendario los días de una nueva edición de este festival, del que queremos ser testigos de su crecimiento.

Nos vemos en los festivales,

Fran Salamanca

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: