Entrevista a Quinto Elemento: “La música de antes se está volviendo a poner de moda ahora.”

Hace unos días estuvimos charlando con Franc y Rubén sobre música de antes, música de ahora, y como no, sobre su propia música.

Quinto Elemento es la banda formada por Dani (Guitarra), Franc (Voz y guitarra), Albano (Batería) y Rubén (Bajo). Hace tan solo unos días publicaron su segundo trabajo, Retroalimentación, un EP compuesto por cinco temas que buscan plasmar el estado en el que el grupo se encuentra en este preciso momento, y cuyo objetivo es contagiarnos de ese optimismo con ritmos divertidos y estribillos pegadizos.

1. Sobre el grupo

Como introducción, a modo de resumen se puede decir que el grupo surge aproximadamente entre 2015 y 2016. Tras cierto movimiento entre los integrantes, en 2017 publican un álbum autoeditado (Algunas locuras…) con 7 canciones, y recién empezado este 2020 sacan a la luz un segundo trabajo, el EP Retroalimentación que nos ha traído hasta aquí.

El grupo empezó siendo un quinteto y ahora mismo la formación tiene 4 miembros. Pese a que no es una pregunta muy original ¿Quién será ahora el quinto elemento? Pues teniendo en cuenta que hay cuatro elementos en la naturaleza (agua fuego aire y tierra), Franc puntualiza: “Nosotros pensamos que el quinto elemento es la música.” Descartamos entonces las referencias cinematográficas.

Por otra parte, al ser una banda relativamente reciente, no se dedican (al menos de momento) al 100% a Quinto Elemento. Excepto Franc, que es DJ, y Dani, que da clases de guitarra y toca en una orquesta, Rubén y Albano tienen ocupaciones que no están muy relacionadas con la música (Rubén trabaja en un banco por ejemplo), aunque estamos seguros que diariamente la llevan tan presentes como nosotros.

La primera vez que les escuchamos, es relativamente normal que el sonido en algunos temas recuerde a otros grandes grupos del pop-rock nacional, como Despistaos, Pignoise y El Canto del Loco, detalle que además tiene cierto sentido cuando buscamos las influencias de cada uno en sus playlist Spotify por ejemplo. Teniendo en cuenta que la gente suele comparar bastante, ¿Cómo se toman estos chicos cuando les hacen esas comparaciones? Ambos lo sienten como una especie de halago. Franc por ejemplo lo argumenta: “Yo lo veo bien. Han sido grupos que han funcionado muy bien, y si te relacionan con ellos yo creo que hay algo ahí que mola”.

Rubén, al hilo de que el estilo de un grupo se parezca a otro, añade además: “Al final la música ya está hecha, no la vas a inventar. La música la inventaron los Beatles, Mozart y Beethoven”, bromea entre risas, añadiendo que al final todo se resume a variantes entre lo ya establecido. “Todo el mundo se parece a alguien”, añade Franc. “Al final que te comparen con grupos que además te gustan, pues mola”, remata Rubén

“Al final la música ya está hecha, no la vas a inventar.”

Nos comentan, además, que ese mismo día habían estado hablando que les daba la sensación que estaba habiendo una vuelta musical hacia años atrás. Como nos dijo Rubén: “vemos como que la música de antes se está volviendo a poner de moda ahora”. Al igual que en los 80 se dio uno de los mayores fenómenos musicales a nivel nacional, La Movida Madrileña, que tantos éxitos (e himnos) nos ha dejado, a todos nos daba la sensación que se está un poco volviendo a ese estilo, o se estaban al menos recuperando muchas inspiraciones de dicha época.

A la izquierda, aquí un servidor. En el centro Franc, y a la derecha Rubén, miembros de Quinto Elemento.

Aprovechando que a raíz de dicho tema, cuando hablamos con los amigos de Marsella (como te contamos en ESTA ENTREVISTA) acabamos hablando del indie, estos chicos también son de la opinión que actualmente ese término se debe a una etiqueta en la que se engloba casi de todo. “Antes, el indie, digamos que era lo alternativo, te lo hacías todo tú” Aclara Rubén. Hoy en día, según añade, grupos como Izal O Vetusta Morla que algunos los consideran como tal, tienen grandes equipos de gente detrás para poder manejar todo, a las escalas en las que se mueven. Sin embargo, él sí consideraría indie a algún grupo grande como La M.O.D.A., ya que opina que se siguen autogestionando muchas cosas.

Además de los referentes que hemos comentado, y de lo indie o no indie que seamos, nos gusta curiosear si nuestros protagonistas de esa tarde tiene algún guilty pleasure. Recordemos que se trata, en este contexto, de las canciones que escuchas casi a escondidas para evitar que alguien de tu entorno te de la chapa sobre qué es buena música y qué no lo es. PD: Que cada uno escuche lo que le salga del meñique, y si alguien se quiere poner Britney Spears o Chayanne en la ducha, pues adelante.

Yo empecé en la música tocando la guitarra por Fran Perea viendo Los Serrano.” Nos admite Rubén entre risas, y sin ningún ápice de remordimiento. Tras asegurar Franc que no puede superar eso, admite que no le daría vergüenza admitir que le gusta algún estilo o canción en concreto, solo que no tiene ninguna (al menos en mente, o que nos quiera confesar), que se adaptase a dicho contexto. “Tengo vídeos de pequeño también vestido de King África cantando. Con la bata, con las gafas de bucear… flipas” Remata Rubén, volviendo a poner el listón más alto aún.

Aunque cualquiera de estas dos intervenciones de Rubén valdrían como titular para esta entrevista, decidimos dejar a un lado este tema antes de meternos en un jardín de difícil salida y pasamos a profundizar en su pripia música (Aún así, si nos mandas por favor ese vídeo con la bata, nosotros lo subimos aquí encantados para poner un poco más de material gráfico, a modo documental solamente)

[espacio para el vídeo de Rubén cantando por King África]

2. Sobre su música

Como nos indicaron en la presentación del EP hace un par de semanas en Madrid (como ya te contamos AQUI), hasta el momento tienen poca trayectoria (tanto musical como por su propia juventud), lo cual creemos que permite hacer las cosas con más calma porque te da cierta seguridad saber que aún tienen mucho por delante. Por otro lado, a nivel de inspiración y vivencias, suponíamos que por el contrario estarían más limitados, y como dijeron en la presentación, se resume (a modo de ironía), en males de amores principalmente.

Efectivamente, asumen que la mayoría de los temas que tocan actualmente se centran en amistad, juventud, amor o desamor. Más o menos, lo que al principio van viviendo. “Al final son vivencias todas las canciones.”

Sin embargo, hasta el momento las canciones de quinto elemento tienen en común que son capaces de transmitir ilusión, optimismo, juventud y ganas de disfrutar y comerse el mundo, lo cual entendemos (y así nos confirman) que es precisamente un reflejo del estado en el que se encuentran estos chavales actualmente.

“Al final son vivencias todas las canciones.”

Siguiedo por tanto ese espíritu de querer moverse por todos sitios, preguntamos por ciudades o festivales a los que les tendrían echado el ojo. Parece que se la tenían preparada, porque responden al unísono: “Sonorama”. Si seguimos hurgando por alguna ciudad en concreto, Rubén tiene también otra propuesta: “A mi por ejemplo me mola Valencia porque de allí es un chico que no nos conocía de nada, nos acaba de comprar el disco, y es el primer envío que vamos a hacer de un disco afuera. Y otro de Sevilla, han sido los dos primeros envíos.”

Y si en lugar de localizaciones, les pedimos compañeros de escenario, Franc comenta que les gustaría tocar, por ejemplo, con Despistaos. Nos cuentan además que estos van a Valladolid, de donde son los chicos de Quinto Elemento, y que sería una oportunidad perfecta para compartir escenario.

3. Sobre Retroalimentación

Pasamos a hablar sobre el último EP, llamándonos en primer lugar la atención el nombre de dio trabajo. Lo justifican remontándose a la primera etapa del grupo. Publican entonces un disco, y tienen la sensación de quedarse estancados y no conseguir tomar ningún camino concreto. Entonces surge el cambio en la formación, quedan los 4 que lo componen actualmente, y deciden seguir adelante con el proyecto, y como apostilla Rubén: “Es como que nos retroalimentamos a nosotros, para sacar fuerza de nosotros mismos”. Además, ese aspecto tan personal que cada uno ha querido proyectar en este trabajo, queda plasmado de una forma muy gráfica en la propia edición física del disco, en la que los textos de las dedicatorias que cada uno ha decidido incluir, están escritos de su puño y letra (no es que se hayan puesto a escribir en todos los discos uno a uno, ya que si no estarían todavía escribiendo y con luxaciones de muñeca, sino que lo han escrito una vez y lo han digitalizado).

“En el disco, el sonido que buscábamos era este, en conjunto”

Fijándonos en sus canciones, su anterior LP también arrancaba con un tema enérgico, al igual que este (Retroalimentación empieza con “Tengo”, y el anterior con “Último Aliento”). ¿Sería esto una forma de decir “todo el mundo arriba”, o estarían en primer lugar por otros motivos? Obviamente, están de acuerdo en que querían abrir con un tema que tuviese “pegada”, como indica Franc, “Y que sea como una carta de presentación”.

El orden está pensado para que al principio sea así. Que la segunda sea ya, sin bajar todos los humos, la balada más importante, y una de las favoritas. La tercera es justo la más cañera, en mitad del disco. Luego viene la más lenta, y acabar precisamente con ‘Hasta el Final’

Apreciamos, como no podía ser de otra forma, una evolución tanto en los ritmos y melodías como en las letras. El anterior trabajo era musicalmente más sencillo (acordes más simples con más repeticiones) mientras que en este encontramos ritmos más elaborados (como en “Cristales de tu boca” o “Tensiones y Tinieblas”). Y en las letras sucede lo mismo, tanto desde el punto de vista de la temática como de la propia composición y estructuración de los versos, que pasan a ser menos sencillas. Se salva de este criterio quizás “Etiquetas” que precisamente es el que creo el tema más maduro (o menos “superficial” del primer álbum), donde la temática era más de crítica social, lo que se ve reflejado en acordes y riffs de guitarra más agresivos, y obviamente en la letra.

Por otro lado en este segundo trabajo no hay ninguna tan cañera (virando al rock), por lo que quisimos saber si se debía a algún motivo concreto o simplemente que esto no había surgido. “Al final, en el primer disco quisimos hacer un batiburrillo que tuviera un poco de cada estilo”, justificando que con el paso del tiempo te acabas centrando en un estilo concreto. “En el disco, el sonido que buscábamos era este, en conjunto.”

4. Sobre sus canciones

Pasamos a hablar sobre algunas canciones en concreto, y les preguntamos por qué canción creen que va a funcionar mejor en el concierto y si hay alguna sobre la que tengan curiosidad por ver cómo la va recibir la gente. Tiene claro que “Tengo” y “Quiero ver salir el sol”, los dos singles que han sacado de este EP, son apuestas seguras. Además, se sienten bastante confiados por el resto de temas (incluso alguna versión que nos chivaron que se colaría en el repertorio), como dijo Rubén: “Al final son todas fáciles de que te lleguen, y de intentar interactuar con el público, que al final es lo que mola.” Sobre este asunto, nos comenta Rubén un breve análisis de sus canciones por su estructura: “De hecho el productor siempre nos ha dicho muchas veces que los estribillos son himnos, muy fáciles, pero en el verso tenemos que currar más, es nuestro punto débil.

Bromeamos también sobre si creen que para el próximo concierto, van a tener que dar escrita las réplicas en el estribillo de “Quiero ver salir el sol”, o si confían que la gente lo llevará preparado de casa. “Sé que es pegadizo, y es fácil, y con un par de veces que te la escuches algo se te queda” asegura Franc confiado. No obstante, aseguramos que por nuestra parte, al menos ese estribillo ya está estudiado, y os dejamos por si acaso a continuación el videoclip de dicho tema para que le deis al play, y lo escuchéis de fondo mientras termináis de leer esta entrevista.

Hablamos entonces sobre su letra, concretamente sobre el estribillo, partiendo de sus últimos versos: “El contenedor donde tú eras la flor de lis”.“Es todo lo que busca el estribillo. Es buscar una salida dentro de un mundo ‘lleno de mierda, hablando mal. ‘Dentro el contenedor donde tú eras la flor de lis” es como ‘dentro de algo malo, hay algo bueno’”

“Los estribillos son himnos, muy fáciles, pero en el verso tenemos que currar más, es nuestro punto débil”

En “Hasta el final” escuchamos la voz de un conocido pucelano (Guille, o Muci para los amigos, de Octubre Polar), que descubrimos para nuestra sorpresa cuando escuchamos por primera vez el disco. ¿Habrá sorpresa para el día 8 de febrero? “Hay que esperar” es lo único que nos adelanta Franc.

Aprovechando que salió el tema del concierto, intentamos sacarles alguna otra sorpresa para ese día. “Hay que ir allí para verlo” vuelve a comentar enigmáticamente. No obstante, nos aseguran que para el de Valladolid sí que tienen “varias cosas” confirmadas. “Para Madrid… ya veremos” acaba Rubén, sin confirmar ni desmentir nada. Aunque estaremos allí y os contaremos qué tal fue el concierto y cuáles serán esas sorpresas (de lo que no soltaron nada de prenda, aunque también es verdad que no llegamos a extorsionarles), si queréis vivirlo de primera mano os recordamos la info para el mismo al final de este artículo.

5. Epílogo

Ahora ya conocemos un poco más a estos chicos, pero aún queda la clásica ronda rápida de preguntas necesarias antes de poder juzgar a nadie, para que la gente no solo tenga una opinión como grupo sino como personas.

¿Cerveza o vino?

Fran: Cerveza.

Rubén: Ninguna.

¿Pizza con piña o sin piña?

Franc: Los dos.

Rubén: A mí también me gustan las dos. (asumimos que no quieren mojarse, suponiendo entonces que son grandes amantes de la pizza con piña, aunque eso ya es deducción nuestra).

¿Los bordes de la pizza se comen o no se comen?

Ambos: ¡Se comen!. (Franc además comenta que en una cadena de pizzas te dan ajo y mantequilla para untar en los bordes. “Es mejor casi que la pizza”)

¿Colacao con grumos o sin grumos?

Franc: Sin.

Rubén: Sin.

¿Ventana o pasillo?

Franc: Ventana.

Rubén: Ventana.

Por último la más importante: ¿la tortilla de patatas con o sin cebolla?

Franc: Con cebolla.

Rubén. Con cebolla, si no, no es tortilla de patatas. (risas)

 

Agradecemos a Quinto Elemento y a Music Hunters por atendernos en estos ajetreados días, les deseamos mucha suerte con Retroalimentación y nos vemos el día 8.

Os recordamos aquí la información del concierto de presentación en Madrid, en el que compartirán escenario con Madame Christie y donde esperamos veros por allí:

Lugar: Café La Palma, Madrid

Fecha: 8 de febrero de 2020

Hora: 21:30

Precio: 6€ anticipada. Incluye consumición

Puedes comprar las entradas AQUÍ

Nos vemos en las salas,

Fran salamanca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: