Entrevista a Blanco Piñata: “Una hora de concierto resume todo lo que hemos hecho en un año”

Hace unos días nos colamos en el local de ensayo de Blanco Piñata. Teníamos muchas ganas de acercarnos para compartir una charla con ellos y preguntarles algunas cosas sobre su reciente trabajo (El Disco Del Año), entre otras cosas.

Nos recibe Dani, quien está al mando de guitarra y teclados en el grupo, y nos acerca a la sala donde se encuentra el resto. Álvaro, quien lleva el ritmo baqueta en mano, nos termina de presentar a los dos tocayos, Carlos Moles al bajo y Carlos Fernández, quien además de guitarra da voz a las canciones.

Tras una breve charla, y de interpretarnos un tema a la carta (Escogimos “Ekaina” la favorita aquí de quien escribe, por el buen rollo y la energía que transmite), pasamos a profundizar sobre su trabajo.

La imagen puede contener: 1 persona

1. El Origen

Comenzamos con algunas preguntas obligadas en los comienzos (o “preguntas básicas del periodista perezoso”, según Marc Dorian) para conocerlos mejor e introducirnos en su mundillo. Una de ellas es el origen de la formación. Nos cuentan entonces que Carlos Moles, Álvaro y Dani ya tocaban juntos en Jaen desde hace bastante tiempo. En Madrid Conocen a Carlos Fernández, y al sentir intereses musicales comunes les surge la necesidad de formar un grupo. Tras muchas dudas e inseguridades toman la iniciativa, y nos recuerdan el momento en el que Carlos Fernández se plantó en su salón con una guitarra y les presentó dos canciones, una de las cuales fue Septiembre, que supuso el germen el disco que nos ha traído aquí. Pero de ello hablaríamos más adelante (A partir de este momento únicamente mencionaré Carlos M y Carlos F para ahorrar píxeles en la pantalla).

Comenzaron tocando versiones de otros grupos (como Izal, vetusta Morla o Kings Of Leon) como suele ser habitual en una nueva formación. Hicieron un pequeño parón por estancia en el extranjero de dos de sus miembros, y, como nos comenta Carlos F: “A su vuelta lo tomamos como proyecto serio y de empezar en blanco, porque salvo por esa canción (Haciendo mención a “Septiembre”) no había nada. El nombre surgió entonces.

“El blanco piñata es el blanco multicolor”

Aprovechamos para enlazar con otra de las preguntas básicas, que no es otra que la razón del nombre de la banda. Descubrimos que no hay ninguna anécdota sobre países extranjeros, ningún personaje de la historia interminable, ni apellidos ni iniciales. Para un servidor, con una gama cromática bastante limitada, y que ha tardado años en distinguir el blanco nuclear del blanco hueso, le surge aún así la pregunta: ¿Qué es entonces el blanco piñata? “Es el blanco multicolor, como bromea Dani. “Realmente tampoco tiene un significado super oculto el nombre. Eran palabras que sonaban bien. Tiene mucha sonoridad, nos gustó, empezamos a decirlo y se nos quedó. No te planteas de donde viene, lo tienes en tu cabeza y es que ya no hay otra, somos Blanco Piñata.”

Siendo conscientes de que al ser los inicios en la música bastante difíciles, quisimos preguntarles por su segunda ocupación. “¡Nuestra segunda!” enfatiza Carlos F, “Es como muy bonito”, sonríe Álvaro. Hay risas y sonrisas, parece que solo el hecho de que alguien les reconozca que el pertenecer a un grupo es una de esas ocupaciones, ya les hace ilusión. Aclaran que son un arquitecto, un periodista-comunicador audiovisual, un ingeniero aeronáutico y un ingeniero de telecomunicaciones (reconvertido a informático).

Como hemos hecho los deberes, sabemos que en general el trabajo de composición de los temas es bastante grupal, en el que todos aportan y participan activamente en la creación de las canciones. Nos surge entonces la duda sobre si ese proceso creativo lo tienen actualmente en pausa por encontrarse ensayando los conciertos de promoción del Disco Del Año. Dani nos lo aclara: “Nunca dejamos de sacar ideas nuevas, pero ahora mismo sí que estamos centrados en preparar todos los conciertos que vienen, que esperemos que sean bastantes.

La imagen puede contener: una o varias personas, personas en el escenario y personas tocando instrumentos musicalesLa imagen puede contener: una o varias personas

2. El Disco Del Año

“Teníamos claro el proyecto”

Pasamos entonces a profundizar sobre algunos temas del disco. Os dejamos en ESTA ENTRADA el breve análisis  que hicimos tema a tema del mismo.

Sobre la composición del álbum en general, nos recuerdan cuando se reunieron con sólo una libreta sobre la mesa (bueno, sola no, parece ser que también había una birra) para tomar decisiones. Carlos M nos remonta al momento inicial en el que tenían un solo tema como creación: “Todo empezó porque pensamos: joder, Septiembre hace alusión a mayo. Molaría tener una canción que fuese Mayo. Bueno no, en realidad molaría tener una canción para cada mes. Empezamos entonces con la coña, ¿Cómo se llamaría? Y lo apuntamos en esa libreta: El disco del año. Teníamos claro el proyecto”.

Álvaro añade: “E Íbamos poniendo un mes, y asociábamos una emoción que nos sugería cada mes, a los cuatro. Queríamos salir un poco de los tópicos “Septiembre – vuelta al cole”, “Diciembre – Navidad”, por el qué nos sugería cada mes a nivel de sensaciones, o incluso anécdotas.” Añade: “Y ese papelillo escrito a boli malamente, era una especie de contrato artístico-emocional que nos ataba un poquito a nivel de letras, música y demás. Y lejos de ser un problema, ya sabíamos a dónde nos dirigíamos.

Ese papelillo escrito a boli malamente, era una especie de contrato artístico-emocional”

Vemos (o escuchamos) que “Febrero, interludio” es un tema instrumental de 28 segundos. Cuando preguntamos si hay algún sentido más allá del juego de los 28 días – 28 segundos, bromean: “Es un problema de matemáticas”. En realidad, cuentan que desde que se estaba gestando el disco optaron por crear ese interludio tras la primera canción, para tratar de generar cierta confusión entre el final de enero y el principio de marzo, haciendo dudar al oyente la primera vez si en realidad marzo es la segunda canción, por ejemplo. Les hemos dejado el dilema de si en los años bisiestos deberían entonces inhabilitarla en Spotify.

La imagen puede contener: una o varias personas, personas en el escenario y personas tocando instrumentos musicales

Otra duda que teníamos era sobre el título de Junio, el cual decidieron pasarlo al Euskera (“Ekaina“). Los fuertes vínculos que tienen con el norte, y el cariño que tienen el País Vasco son la justificación a este acto.

Nos cuentan también que “Septiembre” no tiene un segundo apellido (Como por ejemplo “Julio, ruta sur”, “Mayo, incalculable”, “Diciembre, inventario”). Como indicaron al comienzo, este tema nació como “Septiembre”, a secas, antes del planteamiento del disco. Decidieron dejarlo como era en el origen, sin florituras.

Aprovechando que Abril, Agosto y Diciembre tienen una fuerte componente de búsqueda de la identidad de cada uno, de encontrar quienes somos realmente, les preguntamos si musicalmente hablando tienen claro el estilo o el sonido que quieren transmitir o si se encuentran en fase de búsqueda o experimentación con éste. “Sinceramente, no lo hemos tenido en cuenta. Lo que ha primado siempre es que las letras y las músicas fuesen fieles a la emoción que pretendes reflejar. El sonido nos llegó después. Cuando empiezas a recibir ayuda externa, en este caso de Manuel Cabezalí en el estudio, pues es verdad que las canciones tienden a un sonido lógico, que es el que ha quedado, y que puede marcarnos una identidad o una continuidad a futuro.” responde Carlos F. Lo que de momento tienen claro es cómo suenan ahora, basado en su modo de componer los temas, en el que la fuerza o el mensaje de las canciones es lo que da argumentos a cómo tiene que sonar cada una.

La imagen puede contener: 1 persona

Pasamos a “Noviembre azul“, canción que nos evoca cierto sentimiento de pérdida de la identidad individual por culpa de las redes sociales. En los 90 Tam Tam Go hizo “Atrapado en la red” y desde entonces parece que todas las canciones que se hacen sobre ellas tienen connotaciones negativas (Ponemos como ejemplo las recientes “Oh long Johnson” de Miss Caffeina  o “Para que el mundo lo vea” de Arnau Griso). Álvaro bromea: “A ver, hay gente que subiendo quince stories brilla con highlighter.” Matiza entonces el mensaje de este tema no es pesimista, sino que pone las cartas sobre la mesa acerca de la situación actual en ese terreno: “Las redes sociales nos hacen cambiar cómo somos como seres humanos”. “Pues si la ves triste no escuchaste el origen de la versión, que era una baladita. Luego la transformamos bastante, yo creo que para bien, y con un punto positivo con respecto a lo que había, muy interesante”, aclara Carlos F, y no podemos dejar de darle la razón en ese aspecto.

Llegamos a una de las preguntas más comprometidas, y es con qué canción del disco se quedaría cada uno. Tras unos momentos de duda y de argumentar que no pueden quedarse con una sola (como no podría ser de otra forma), Dani es el primero en mojarse: “Me gustan todas, pero una de las que más me divierto tocando en directo, y viendo como se lo pasa la gente, es Abril. Creo que es uno de los temazos del disco. Me encantó la forma en que salió la canción, la forma en que se compuso, la forma en la que la tocamos en directo, y para mí es de las que más me transmite.

La imagen puede contener: 1 persona, en el escenario, barba y concierto

Carlos M es el siguiente: “Depende, hay algunas en las que le tengo mucho cariño a la letra, hay otras que me divierte muchísimo tocar y hay otras que las veo como un niño que ha madurado que de repente ha cambiado radicalmente y me encanta el sonido que ha conseguido. Pero no puedo compararlas entre ellas porque para mí no son lo mismo. Te podría decir que Agosto me sorprendió muchísimo cuando la escuché en el disco, por ejemplo.

Álvaro nos da varias respuestas: “La más técnica, que tengo que estar como una bala: Mayo. La que más me emociona tocar por experiencia personal: Diciembre. Y la que me mola mucho como suena en el disco y en directo, y me siento en conexión con todos: Agosto.

A Carlos F es a quien más le cuesta dar una respuesta: “Intentando quedarme con algo, me quedo con Mayo y Diciembre. Mayo a lo mejor por lo personal y por lo que ha crecido la canción, costó mucho cerrarla y ahora yo la siento como un himno para nosotros. Diciembre también es como muy emocional, muy bonita de cantar y muy intensa de tocar. Igual que me gusta Enero como inicio de disco, creo que con Diciembre nos ha quedado un final de disco, y está mal que lo digamos, redondo en el sentido que queríamos.

3. Los conciertos

Cuando les preguntamos por algún grupo emergente con el que les gustaría tocar, sin dejarles escoger Astropálido (ya tocarán con ellos el próximo 23 de noviembre en la Sala Alive de Madrid), y aclararles que no, que a Rufus T.Firefly ya no los consideramos grupo emergente, se decantan por Los Flamingos, a quienes han tenido la oportunidad de conocer en persona. “Fue amor a primera vista” (entendemos que en lo musical).

“Una hora de concierto resume todo lo que hemos hecho en un año”

También quisimos recordar la noche del 28 de septiembre, en la que presentaron el disco en directo en la sala Siroco (Podéis leer la crónica del concierto en ESTA ENTRADA). Quisimos saber alguna anécdota o recuerdo especial de aquel momento.

Carlos M recuerda con cierta emoción: “Fue tan intenso… fue una semana de no parar. Y de repente, cuando me di cuenta, estábamos tocando ya las dos últimas canciones. Fue como ¡Hostia!, ¿qué ha pasado?

Lo piensas y es casi un año para una hora, desde que empezamos la preproducción, en octubre – noviembre del año pasado hasta ahora. Una hora de concierto resume todo lo que hemos hecho en un año. Es súper fuerte, pero ahí está.” Concreta Dani.

Sigo pensando alguna anécdota para darte algo divertido que escribir, que nos ponemos intensos en un momento nosotros.” Aclara Álvaro, y recuerda entonces: “Bueno, Dani tiró la camiseta al público. Y se la devolvieron” (Tranquilo, Dani, llegará el momento en que se peleen por esa camiseta).

La imagen puede contener: 1 persona

4. Epílogo

Cerramos la entrevista con una ronda rápida. Ya que en el anterior concierto abrieron la veda sobre Mahou o Cruzcampo, decidimos plantear una “batería de preguntas necesarias antes de poder juzgar a nadie”:

¿Cerveza o vino?

Carlos M: Cerveza

Álvaro: Cerveza

Carlos F: Cerveza

Dani: Vino

¿Pizza con piña o sin piña?

Carlos M: sin piña

Dani: sin piña

Álvaro: con piñata

Carlos F: ¿De qué nivel de hambre estamos hablando?

¿Colacao con grumos o sin grumos?

Carlos M: Con grumos

Álvaro: Con grumos

Dani: Con grumos

Carlos F: Sin Colacao

¿Ventana o pasillo?

Carlos M: Ventana

Álvaro: Pasillo

Carlos F: Ventana

Dani: En avión ventana y en tren pasillo

¿Los bordes de la pizza se comen o no se comen?

Todos: Se comen (Álvaro matiza: “Es una falta de respeto hacia el resto de la mesa si no se comen.”)

Por último la más importante: ¿la tortilla de patatas con o sin cebolla?

Todos: Con cebolla (Carlos F bromea: “Y con piña.”)

Muchas gracias a Blanco Piñata por permitirnos robarles ese tiempo de ensayo para atendernos. Les deseamos mucha suerte y esperamos veros a todos en la sala Alive el próximo 23 de Noviembre (Más info del concierto AQUÍ).

Nos vemos en las salas

Fran Salamanca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: