Julieta 21 convirtió la sala El Sol en una fiesta presentando Contacto

Los que ya hemos visto a Julieta 21 en alguna ocasión, sabemos que su mayor virtud es la de conectar con el público desde el punto de vista festivo de la situación, es decir, que antes incluso de empezar el concierto sabemos que vamos a pasárnoslo de puta madre y encima disfrutando de buena música con buenas canciones y buena compañía.

Un servidor sólo les había escuchado hasta el momento en el formato festival o en eventos con otros muchos artistas (como la presentación del sonorama 2020 como ya os contamos en ESTA ENTRADA), y tenía ganas de poder disfrutarles en toda su extensión, ya que sabemos que en los conciertos en salas es cuando los artistas realmente despliegan todo su potencial al poder explayarse más y disponer de más tiempo.

Tras una intro, al ritmo de unos latidos, que les llevó a tomar el escenario, comenzaron fuerte con un trío de canciones de su último LP, Contacto, comenzando por la que da título al mismo. “¡Sala El Sol 2019!, ¿Estáis listos sí o no?“, así introducirían “Dios Te Salve” y “Revelación“, que completarían este primer bloque, tras el cual mostró agradecimiento y emoción por acompañarles en esa lluviosa noche, plagada para todos de compromisos sociales por las fechas en las que se encontraba.

Volvimos unos años atrás, a su anterior trabajo, Alerta, quedando unificados por alguna “Fuerza Natural“, y seguimos el camino correcto que nos invitó a bailar con “Antiestática“, una de sus canciones más icónicas con la que ha ido ganando nuevos adeptos.

Para “En Silencio“, decidieron recrear el mismo momento en la anterior ocasión que pisaron la sala (dos años atrás), cuando se fue la luz de manera accidental y fueron los flashes de los móviles quienes iluminaron a los artistas. Pese a que esta ocasión no fue un corte de luz, sino una bajada voluntaria de las mismas, emularon el momento indudablemente mágico e intimista, como tan bien sabe José ir dirigiendo.

Rescató entonces uno de los dos temas que se salvaron de la criba, “Azul Marina“, del álbum homónimo de 2015, a la que siguió su emblemática “Bienvenidos Muertos“, “Que parece que habla de la muerte, y sin embargo habla de todo lo contrario, habla de celebrar la vida“, en palabras del propio José. Tras bromear sobre las pérdidas que han ido sufriendo a lo largo de esta gira (incluyendo equipaje e instrumentos), aseguró que “Nos pasamos la vida buscando los instrumentos que perdimos“, cita que le sirvió para enlazar con su siguiente éxito.

Si hay una canción que se asocia a Julieta 21, es sin duda “Me Están Buscando“, su himno particular y tema de Julieta 21 por excelencia. Teniendo en cuenta que, por lo general, los grupos suelen dejar sus mayores éxitos para las últimas posiciones y así dejar el pabellón por todo lo alto, algo nos hacía pensar que estaban tramando algo para el final.

Seguimos con sus temas más rodados con “Vamos a Ver” para cambiar el planteamiento escénico y quedarse solo con Antonio Fuentes a cargo de la guitarra, e interpretar “Hacer por No Pensar” (con unos punteos de guitarra brillantes). Volviendo la banda (Ricardo Esteban al bajo, Rafael Rivilla y Antonio Fuentes a las guitarras y Javier Abad a la batería) llegaría “Energía a la Deriva“, con la dedicatoria más emotiva de la noche:

A ver como digo esto sin emocionarme, aunque tampoco pasa nada, ¿no? Los que nos subimos a los tablaos no es para dar explicaciones, nos subimos para dar canciones. Mirad, estuve aquí hace dos años haciendo un concierto en El Sol, como este, pero me faltaba una persona ¿Sabéis por qué no estaba esa persona? porque se estaba recuperando de una operación. A día de hoy hemos vencido ese cáncer de pecho, y esa persona es mi madre

Una sentida ovación, y gritos de “Viva la madre que te parió” se sucedieron inevitablemente, a lo que añadió, para rematar:

Creo que la familia que tienes, y la que eliges, es lo más importante y hay que cuidarlo. Así que un aplauso muy grande para esta luchadora.”

Otro aplauso para Juan Santaner, su mánager, apoyo importante en estos últimos años, y a Paula, otro apoyo personal necesario en esta última etapa. Con toda la banda ya al completo, regresaron pidiendo “May Day” para dar seguidamente el último “Jaque Mate“.

Por último, y a modo de sorpresa, llegó el momento de “Ribera Sideral” interpretado de la mejor manera posible. Una canción (un himno, mejor dicho) que reza en su estribillo “No te quieres ir a dormir, te quieres quedar con nosotros” no puede ser cantada de otra forma que invitando a amigos al escenario (así como otros asistentes al concierto con ganas de marcha), entre los que se encontraban José de Embusteros, Sergio de Canard, Alfonso de Gotelé o Alex de The Rebels. Y ahora sí, cuando el concierto había alcanzado el clímax con ese ambientazo en el escenario y en la pista, dieron por clausurado el show.

Otro de esos conciertos que sabes a disfrutar, y que no te van a defraudar, saliendo del mismo con una sonrisa de oreja a oreja. Suponemos que aún seguirán presentando Contacto por diferentes puntos de la geografía durante un tiempo, así que aprovechad para acercaros a contagiaros de buenas vibraciones con Julieta 21 si tenéis la oportunidad.

Nos vemos en las salas,

Fran Salamanca

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: