La sala Siroco se tiñó de rosa Marsella con la presentación en directo de su primer LP.

El pasado 29 de noviembre fue un día muy especial para Marsella, proyecto de los madrileños German G. Dobarco y Nacho Martínez, ya que mostraron en directo los temas de su primer trabajo Aquellas Pequeñas Cosas Que Nunca Se Fueron, publicado un día antes.

El show comenzó con una voz en off (a modo de azafata de avión, o el aviso en el teatro minutos antes de la función) que ya de primeras era una declaración de intenciones en toda regla sobre el tono irónico que tendría toda la actuación, donde el sentido del humor sería el ingrediente principal:

“Bienvenidos a la fiebre rosa. Marsella saldrá al escenario en unos minutos.

Por favor, preparen sus teléfonos móviles.  Pónganse en predisposición de saltar y corear.

Si llevan zapatillas con cordones asegúrense de que estén bien atadas, el riesgo de que pueda perder una es elevado.

Este es su ultimo aviso si está pensando en ir a pedir algo de beber. Si tienen algún conocido fuera fumando, avísele que entre.

Si ha venido con alguien, fijen un punto de encuentro para verse, ya que es muy posible que se pierdan.

Esto arranca ya.”

Y con un remix del himno de francia, la banda, completada con Álvaro Pidre y David, ocupó sus posiciones, y perfectamente uniformados (de rosa, ¿acaso podría ser de otro color?) arrancaron con “El Incierto Viaje Rosa” y, sin pausa, “Otro Plan de Huida“. Pese a que Germán no estaba en sus mejores condiciones de salud (algunas décimas de fiebre le jugaron alguna mala pasada) pusieron sobre el escenario toda la energía que llevaban tanto tiempo guardando y macerando.

Quiero pedir un gran aplauso para todos los que estáis aquí, porque sin vosotros, esto no sería posible“, comentaron tras recordarnos la reciente salida del disco. Pasaron entonces a presentar un trío de canciones que se quedaron fuera de dicho álbum, “Elige Por Mí“, “Si el Mundo se Acaba” y “Todos Tus Fieles“, también manteniendo ese estilo de pop electrónico con mucha percusión y mucha chicha para no parar de bailar.

“‘Es la fiebre rosa!” se gritaba entre el público (y no se referían a la de Germán). Tras recordar el merchan que habían llevado, y bromear sobre la gente que se encontraba en la barra (no para pedir silencio sino cerveza), nos presentaron otro bloque de canciones entre las que escuchamos “Amigos y Otras Decepciones” y “Cuando Me Hundo“, que fue el tercer adelanto del disco que nos encontrábamos celebrando.

Todo Lo Que Fui“, canción que cierra el álbum (no vuelvo a poner el título que como lo ponga dos veces más relleno media crónica), nos presentó un mensaje de concienciación social, en un momento en el que las guitarras ofrecían una suave melodía de fondo para que German pudiese decirnos lo siguiente:

Voy a aprovechar la oportunidad de mi vida ahora que tengo ciento y pico personas escuchándome, que esto que voy a decir es bastante importante. Imagino que todos vivís en casa, con compañeros de piso, Adoptad un puto animal. Mañana a ser posible. Adopta, no compres.”

Llegando a la parte final del concierto, anunciaron que llegaba la zurra y la participación del público. Y para sorpresa del mismo (que esperábamos que se referirían a cantar el estribillo todos juntos y sin desafinar, pero no), propusieron un concurso que más adelante comentamos. Como anécdota, en el tiempo que tardaron en conectar el sintetizador aprovechó Germán para contar un chiste de Eugenio (Germán, si nos lees, sabemos que ese momento no te lo tenías preparado. No te preocupes, que para la próxima te saldrá mejor).

Comenzó “La Misma Dirección” (Mi preferida del disco, con permiso de “5.11.16“, que no puedo sacarme de la cabeza), y aquí es donde entraron en juego los participantes del concurso Marsella. Tres personas del público subieron a improvisar una melodía con el sintetizador como un miembro más del grupo, lo cual involucró muchas risas. El ganador (decidido por un subjetivo aplausómetro) se llevó de premio un disfraz de pantera rosa, fomentando ese espíritu festivo que llevaban ofreciendo desde el inicio.

Histeria de Lo Nuestro” fue el presagio del fin de la velada, sabiendo que las más conocidas y movidas tienen el privilegio de cerrar los bolos para dejar la energía por todo lo alto. Como era de esperar, la encargada de poner el broche final fue “5.11.16“, en la que se recrearon concienzudamente más que en las demás, pasando en el final a intercalar un fragmento en acústico, para volver a involucrar a todo el público y volver a subir hasta alcanzar el clímax de la canción (y del concierto). En una de esas pausas instrumentales aprovecharon para intercalar la ronda de agradecimientos (chuleta en el móvil incluída): a la sala, a los técnicos, a los encargados de promo, al diseñador de la portada (muy chula, todo hay que decirlo) y a un bloque de gente más entre los que nos dimos por aludidos:

Y sobre todo, a todos vosotros y a los medios pequeños por venir a cubrirnos. Gracias de verdad porque sin vosotros no seríamos nada.”

Y como sienta muy bien y reconforta que te reconozcan el trabajo, gracias a Marsella, porque esperamos seguir siendo partícipes de esta aventura.

Y mientras nos quedamos repitiendo en bucle el estribillo de la canción (“na na na na …” así escrito suena raro, pero cantado se entiende mejor), paso a hacer mi reflexión final sobre el concierto en particular, y sobre Marsella en general. Esta formación plantea alejarse del pop-rock “intenso”, para ofrecer unas canciones de espíritu festivo y desenfadado donde el  único objetivo es divertirse. Además, en cierto modo se puede detectar en alguno de sus temas (más acentuado en la versión de estudio) una especie de reinterpretación del género bakalao, virando más al pop y al rock, de manera que los sintetizadores siguen teniendo una presencia incuestionable, pero apoyados por unas guitarras eléctricas que suavizan ese sonido tan artificial. De cualquier manera, para todos aquellos que tengáis ganas de pasar una tarde o noche divertida y salir de la sala con una sonrisa en la cara, este es vuestro grupo.

Nos vemos en las salas,

Fran Salamanca

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: