Mágica noche del Río Babel 2019 marcada por los grupos nacionales (SEGUNDA JORNADA)

En este fin de semana en el que Madrid se llenó de música por todos los rincones (recordemos que además del festival que estamos comentando, se están celebrando a la vez multitud de conciertos gratuitos al aire libre con motivo de las Fiestas del Orgullo, tema que además estuvo presente y mencionado por numerosos artistas, así como otros conciertos de fiestas de barrio como las Fiestas del Carmen en Chamberí), accedemos al IFEMA por segundo día para disfrutar de una jornada más de música en directo.

La imagen puede contener: exterior

La imagen puede contener: cielo y exterior

Aunque a primera hora no se percibía mucho movimiento de gente, al menos comparando con el día anterior, ya que la gente fue entrando de manera más escalonada, poco a poco el recinto se fue llenando y sentimos, como era previsible, algo más de afluencia de público en este segundo día del Río Babel.

La imagen puede contener: cielo y exterior

La imagen puede contener: una o varias personas, personas en el escenario, árbol, cielo, boda, niños, multitud y exterior

Un pequeño detalle que no nos gustó fue que en la web del festival pusiese que se podían introducir botellas de agua (sin tapón como estamos acostumbrados en estos eventos) de hasta 1.5 litros, cosa que los encargados de seguridad negaron y no dejaron pasar. Por un lado, volvería a remarcar la cordialidad mostrada por estos haciendo ver que no es responsabilidad suya dicha cuestión, pero por otro me gustaría que la organización del evento tuviese cuidado con la información que publica que luego no se corresponde con la realidad.

La imagen puede contener: 2 personas, personas tocando instrumentos musicales, personas en el escenario, guitarra, noche y exterior

La imagen puede contener: 2 personas, personas en el escenario, personas tocando instrumentos musicales, concierto, guitarra y noche

Esta segunda jornada musical la abrió la formación argentina Los Espíritus, cargados de un rock suave y sobreponiéndose a las altas temperaturas propias del mes de julio, que en la capital convierten actuar al aire libre en un deporte de alto riesgo. Aunque la gente se mostraba rezagada al principio y se acumulaban en los laterales (donde la sombra permitía estar), se acercaban poco a poco a sentir esos ritmos en los que la línea de bajo tenía una importancia muy marcada y los solos de guitarra tomaban más presencia que las partes cantadas.

La imagen puede contener: 1 persona, en el escenario, tocando un instrumento musical, concierto y noche

La imagen puede contener: 1 persona, en el escenario, tocando un instrumento musical, concierto y guitarra

Con la canción “Jugo” (que a mí me recordó a Novedades Carminha) el público comenzaba a soltarse y dejar que las articulaciones se liberasen un poco, calentando motores para la actuación en el escenario contiguo. Me gustaría indicar también que percibimos el sonido demasiado alto, y en muchos casos dificultaba el correcto disfrute de los diferentes grupos, puesto que ese problema se produjo durante toda la noche.

La imagen puede contener: 2 personas, personas en el escenario y personas de pie

La imagen puede contener: 1 persona, en el escenario, tocando un instrumento musical, concierto y noche

En segundo lugar llenó de ritmo el escenario el murciano Muerdo (¿Le echáis algo a las verduras en Murcia para que no paren de salir artistas de allí?), que como él mismo decía, llegado de su “Murcia Tropical” nos llenó el recinto de rumba y optimismo para hacer honor al lema del festival de este año: Madrid Baila, comenzando por “Sonidos” (tema con el que abrió su concierto).

La imagen puede contener: 1 persona, sonriendo, tocando un instrumento musical, barba y exterior

La imagen puede contener: 2 personas, personas sonriendo, personas en el escenario, personas tocando instrumentos musicales, concierto, guitarra y exterior

En todo momento mostrando su actitud positiva, conectando con el público y haciendo hincapié en algunas luchas sociales, como cuando en la tendencia actual de construir fronteras de todo tipo (emocionales, físicas, territoriales, ideológicas…) este festival se dedica a construir puentes, entre continentes y entre estilos de música.

La imagen puede contener: una o varias personas, personas en el escenario, exterior e interior

La imagen puede contener: 2 personas, personas sonriendo, personas en el escenario, personas bailando, noche, concierto y exterior

Me gustaría remarcar algunas canciones que me llegaron especialmente, como la brillante versión de “Volver” a guitarra y voz o la de “Por tu Corriente” con la que se despidió y nos dejó un inmejorable sabor de boca para disfrutar de la siguiente artista, dejando a la gente saltando y contagiándose de las buenas vibraciones que emanaban del escenario.

La imagen puede contener: 1 persona, sonriendo, en el escenario y concierto

La imagen puede contener: 1 persona

Nos gustaría mencionar la poca presencia femenina en los grupos que han compuesto el cartel de esta segunda edición del Río Babel. Solamente tres de las diecisiete formaciones han sido las voces femeninas esta edición, Mon Laferte, Fuel Fandando y Bomba Stéreo, o 4 si contamos además a los que tienen alguna componente en el grupo como Belly de Dorian (o 5 si contamos el cuerpo de baile de Bad Bunny. Ironía ON). Llegó el momento de la primera de ellas, la cantante chilena Mon Laferte, que con su estilo que evocaba a los ritmos de los años 20, y una estética cuidada en ese sentido, nos conquistó a todos con su gracia, simpatía, y por su puesto su gran voz.

La imagen puede contener: 2 personas, personas sonriendo, personas en el escenario y personas de pie

La imagen puede contener: 1 persona, primer plano y exterior

Ya en “Mi Buen Amor”, canción que interpretaron en segundo lugar, se mostró agradecida por la entrega del público que la acompañaba en todos los estribillos, cosa que ella agradeció de verdad. Jugando también con ritmos de salsa, algún tango, y un cambio de micrófono para poder escucharla mejor, llegaron hasta “El Beso”, en la que alguien del público lanzó la bandera arcoiris, gesto con el que ella respondió enfundándose en ella y tras mostrarla varias veces durante la canción, la dejó en la batería para que estuviese visible el resto del concierto.

La imagen puede contener: 3 personas, personas sonriendo, personas en el escenario y personas de pie

La imagen puede contener: 1 persona, en el escenario, noche e interior

Eligió “Tu falta de querer” para cerrar su brillante actuación que ciertamente merece crónica independiente, y tema que el público aprovechó para corear por última vez con la artista chilena.

La imagen puede contener: 1 persona, sonriendo, en el escenario y noche

La imagen puede contener: 1 persona, en el escenario, tocando un instrumento musical, guitarra, noche y concierto

Jorge Drextler se adueñó del escenario en esa hora mágica a la que le tocan los últimos rayos de sol y se produce el ocaso, y con ese rollo místico nos ganó con sus temas de aires más pop y de canción de autor, haciendo un repaso por sus éxitos más antiguos y atemporales y por los más recientes e igualmente queridos por el público. Con una actuación cuyo inicio se vió un poco empañado por problemas técnicos con su guitarra, dejó claro su compromiso social con las más diversas causas.

La imagen puede contener: 1 persona, sonriendo, noche

La imagen puede contener: 2 personas, personas en el escenario, personas tocando instrumentos musicales, noche y concierto

Por un lado, recordó también a las fiestas del orgullo LGTBI que se están celebrando en Madrid (que además él como madrileño de adopción y residente en el barrio de Chueca siente con cariño), apoyo por diferentes causas ecologistas (lo que le sirvió de introducción para su canción “Despedir a los Glaciares”) o la denuncia social ante la actitud de los gobiernos ante la inmigración (apoyando al Open Arms e introduciendo la canción “Movimiento”). No podríamos pasar por alto la colaboración con PJ Sin Suela, el artista encargado de abrir la jornada musical el día anterior, y la canción “Silencio”, canción que en directo dotaron de una base más electrónica, generando contraste con el sonido al que nos tiene más acostumbrado y con el que nos ganó totalmente.

La imagen puede contener: una o varias personas, personas en el escenario, personas de pie, cielo, concierto y exterior

La imagen puede contener: una o varias personas, personas en el escenario, personas de pie, noche, concierto y exterior

Llegó el momento del primer plato fuerte de la noche, nuestros queridos Dorian. Como valor seguro que eran, no defraudaron y nos hicieron vibrar con sus himnos de siempre, y los que ya empiezan a serlo de su último trabajo Justicia Universal. Comenzando con “La Isla” como es habitual en los festivales, fueron sucediendo los temas como “Paraisos artificiales“, “A Cualquier Otra Parte” o “Vicios y defectos“, y aunque la canción “Los Amigos que perdí” suelen interpretarla en las últimas posiciones, se sucedió la primera sorpresa de la noche.

La imagen puede contener: 1 persona

La imagen puede contener: 1 persona, en el escenario y guitarra

La imagen puede contener: una o varias personas y concierto

Señoras, señores, damas, caballeros y demás entes, Marc invitó al escenario a Santi Balmes para que le acompañase en ese tema que por primera vez en la historia hacían en directo sobre un escenario (recordemos que esa reinterpretación la grabaron para su trabajo Diez Años y Un Día allá por 2015). Al igual que a veces los propios grupos dejan caer algunas sorpresas en las redes sociales como cebo para captar más público, esta vez fue totalmente imprevisible para los asistentes, momento que, como podréis imaginar, se tradujo en una euforia máxima de la que algunos no nos hemos recuperado aún.

La imagen puede contener: una o varias personas, personas en el escenario, personas tocando instrumentos musicales, concierto y guitarra

La imagen puede contener: una o varias personas, guitarra y exterior

La imagen puede contener: una o varias personas, multitud y noche

Tras ese momento mágico, siguieron haciéndonos bailar y saltar con sus ritmos pop electrónicos que tanto nos gustan para acabar por todo lo alto con “Tormenta de Arena“, canción de la que no podremos cansarnos nunca, y confeti, mucho confeti.

La imagen puede contener: 1 persona, en el escenario, noche y concierto

La imagen puede contener: una o varias personas, personas en el escenario, personas tocando instrumentos musicales, barba y guitarra

La imagen puede contener: 1 persona, en el escenario, de pie, noche e interior

Casi sin dejar tiempo a recuperarnos del subidón del electro-pop de Dorian, se adueñó del escenario la banda a la que da voz Santi Balmes, los grandes Love Of Lesbian, segundo plato fuerte de hoy (dicen que no hay que tomar cosas fuertes para cenar, pero llevamos ya dos platos contundentes y aún queda el postre). Entre os primeros temas con los que nos deleitaron, se contraba otra de las sorpresas de la noche, para la cual hicieron le invitación inversa siendo ahora Marc Dorian quien “desde cualquier otra parte, y desde el escenario de al lado”, viniese para compartir con ellos “Cuando No Me Ves“.

La imagen puede contener: una o varias personas, personas tocando instrumentos musicales, personas en el escenario y guitarra

La imagen puede contener: 1 persona, en el escenario

La imagen puede contener: 1 persona, en el escenario

Como mencionó Santi, y con todo el criterio del mundo, hay hueco en los festivales para las canciones lentas, hecho que se manifestó en “Los Males Pasajeros”, en la que el público mostró un respetuoso silencio poco habitual en los festivales, hecho que Santi Balmes no dudó en agradecer.

La imagen puede contener: una o varias personas, personas en el escenario, concierto y exterior

La imagen puede contener: una o varias personas, noche, concierto, multitud e interior

Con un montaje de luces y escenografía exquisito, potenciando la magia de sus letras y su música, siguieron mostrando sus grandes canciones e himnos de una generación, para llegar a grandes momentos como la colaboración en “Incendios De Nieve” con la cantante mejicana Silvana, para despedirse finalmente con “Allí Donde Solíamos Gritar“.

La imagen puede contener: una o varias personas, personas en el escenario y barba

La imagen puede contener: una o varias personas, personas en el escenario, concierto y noche

La imagen puede contener: una o varias personas, personas en el escenario e interior

El broche final a esta noche mágica se lo puso la banda que es sinónimo de fiesta por excelencia, La Pegatina. La energía y la felicidad que transmite esta banda es tal, que en la zona de minusválidos donde aproveché para hacer un par de fotos, comprobaba cómo la gente con muletas y otro tipo de lisiados saltaban como se hubiese producido un milagro.

La imagen puede contener: 2 personas, personas sonriendo, personas en el escenario, personas tocando instrumentos musicales, noche, concierto e interior

La imagen puede contener: una o varias personas, personas en el escenario, personas tocando instrumentos musicales y noche

La imagen puede contener: una o varias personas, personas en el escenario y personas tocando instrumentos musicales

No pudieron faltar las grandes “Lloverá y yo veré” o “Maricarmen“, así como todas esas grandes canciones bañadas por rumbas que nos hicieron olvidarnos de nuestros problemas por unos momentos para compartir esa gran fiesta de la música con todos los presentes.

La imagen puede contener: una o varias personas y personas en el escenario

La imagen puede contener: 2 personas, personas sonriendo, personas en el escenario, personas tocando instrumentos musicales y concierto

Nos vemos en los festivales,

Fran Salamanca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: