Noche gamberra de Belorado en Madrid

El pasado 29 de Junio asistimos al concierto que la banda Belorado ofreció en la sala Wurlitzer Ballroom en un ambiente familiar, con una legión de seguidores que animaron bastante e hicieron al resto que nos sintiésemos integrados en ese espíritu canalla de la Banda.

La imagen puede contener: 3 personas, personas en el escenario, personas tocando instrumentos musicales, noche, concierto e interior

Con un setlist que apostó por la lengua de Shakespeare y en el que combinaron canciones originales con versiones, decidieron comenzar por “The Unknowers”, “Because” y “Standing on the stars”, unos temas a medio camino entre un rock de corte más clásico y rock & roll que mostraron desde un primer momento la identidad de la banda. Una identidad que se apoyó en gran parte en el carisma de José, su frontman (de toda la vida se ha dicho el líder de la banda, la cara más visible, el que lleva la voz cantante… pero ahora se ha puesto de moda decir frontman y uno no puede quedarse atrás).

La imagen puede contener: 1 persona, noche

Pasaron a “Front Lawn” y “Blue Velvet Night”, este segundo tema inspirado en una escena de la película Blue Velvet de David Lynch. En estas canciones el rock coqueteaba ligeramente con el jazz, marcado principalmente por el protagonismo que en las melodías presentaban el bajo y el saxofón.

La imagen puede contener: 2 personas, personas tocando instrumentos musicales, personas en el escenario y noche

Hay que indicar que fue una de esas pocas veces en las que la sala por su estética, ambiente y localización, concuerda y casa perfectamente con la energía o la identidad del grupo, como sucedió en esta unión de espíritu underground entre la Wurlitzer y Belorado. Interpretaron “China Girl”, canción original de Iggy Pop, versionada posteriormente por David Bowie y desmadrada (palabras de la banda) finalmente por ellos mismos, para pasar por “Let’s fly” o “Love will tear us apart”, versión más cañera y de un rock más puro alejado de los aires electrónicos del soft rock de sus creadores de Joy Division.

La imagen puede contener: 1 persona, sonriendo, tocando un instrumento musical, barba e interior

La imagen puede contener: 1 persona, sonriendo

Habiendo pasado el ecuador del concierto, llegó el momento de “Hydra”, “Red Right Hand” (versión de Nick Cave) y “And She Dance”. En todo el recital demostraron que su identidad es capaz de impregnar todos los temas que tocan. Como opinión personal, estoy a favor de que los grupos emergentes toquen en sus comienzos alguna que otra versión para enganchar al público con temas más conocidos, pero demostrando su personalidad con el aire que le den al interpretarla, asunto que nuestros amigos de Belorado cumplieron con creces.

La imagen puede contener: una o varias personas y noche

Nuevamente volviendo a los aires más de  jazz y blues, usaron la canción de Tom Waits,Walking Spanish” para presentar a los miembros del grupo: Francesco Montemurro al saxofón, Quique Hernández al bajo, Pablo Nadal a la batería, Pedro Andrade a la Guitarra y José Andrade a la voz.

La imagen puede contener: 1 persona, tocando un instrumento musical y guitarra

Para acabar, un bis con los temas “Tender shadow” y “Dance Baby Dance” sirvieron como despedida en esa noche madrileña en la que una vez más fuimos testigos de que en cuanto a estilos, géneros y estándares en general no hay nada escrito, y mucho menos en lo que respecta a ese lenguaje universal que es la música.

La imagen puede contener: 5 personas, personas sonriendo, personas en el escenario, personas tocando instrumentos musicales, noche e interior

Nos vemos en las salas,

Fran Salamanca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: