NUNATAK lanza ‘Nunatak y las Flores Salvajes’

La banda cartagenera Nunatak publica ‘Nunatak y las flores salvajes’ (Warner Music/DRO), cuarto disco de larga duración de su prometedora carrera que, además, supone un monumento a las canciones construidas, mimando cada detalle y a las historias que pasan a formar parte de tu vida en cuanto te llegan al oído con tanto ímpetu y belleza. Esta vez se han atrevido a jugar con sonidos más electrónicos, sintiendo esta evolución en lo largo del disco siendo más evidente en los temas según avanzan en el tracklist.

‘Nunatak y las flores salvajes’ llega tras ‘Nunatak y las luces del bosque’ (2014), ‘Nunatak y el pulso infinito’ (2016), y ‘Nunatak y el tiempo de los valientes’ (2018), trabajos en los que el grupo murciano ha logrado la paradoja de mantener una esencia reconocible en sus canciones, a la vez que ha ido presentando una evolución palpable en su sonido a lo largo del tiempo.

En esta parada del recorrido, el quinteto ha vuelto a aliarse con su productor de confianza, el murciano Raúl de Lara, para dar forma a 10 nuevas canciones (número que vuelve a repetirse una vez más en su trabajo) que demuestran una evolución en actitud y poderío.

En este nuevo LP encontramos una mayor variedad sonora y de estilos que en los álbumes anteriores, todo ello sin perder su identidad como hemos mencionado, pudiendo reconocer a la banda en cada uno de los temas que lo componen. Pasamos de ritmos cercanos al blues y el rock sureño en Todas las campanas, donde las guitarras tienen gran protagonismo. Más presencia aún tienen estas en Hijo de la tierra, el corte más explosivo del disco, en cuya producción ha colaborado Jorge Guirao (Second), y el que es sin duda el tema más arriesgado de la banda.

Creéme y Mi gran virtud presentan un sonido más pop convencional, sin perder detalles tan característicos como los coros y segundas voces que no hacen olvidar el sello Nunatak en sus notas.

Por otra parte, también hay temas con aires más acústicos e intimistas Viento del sur, que inevitablemente nos hace recordar otros éxitos del grupo de corte similar como Solos y Nubes.

Coge mi mano, unos aires folk sirven de base en esta canción optimista y divertida que pretende hacer mover tus articulaciones (aunque te resistas) para pasar a Criminal de guerra, tema canalla, distorsionado y afilado en el que sonidos electrónicos casi en su totalidad (incluso en los arreglos sobre la voz de Adrián) plantean, junto con Hijo de la tierra, las grandes sorpresas de este álbum.

Finalmente la balada a medio tiempo y con una base electrónica y potente, que lleva por título Ya he ganado, cierra este álbum que seguramente no deja indiferente a ningún seguidor del grupo (y nos atreveríamos a decir que para bien) y que ofrece una atractiva carta de presentación para quién les conozca con este trabajo.

Nos gusta cuando las bandas arriesgan, y más aún cuando salen tan bien resueltas como en el caso de Nunatak y las flores salvajes.

Os recordamos la primeras fechas de presentación del nuevo álbum, que dará inicio en Valencia el próximo mes de noviembre, siguiendo por BarcelonaPontevedraMadrid y Cartagena. Entras ya a la venta en www.holanunatak.com 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: