Por otros 16 años de La Pegatina

Lo del pasado miércoles 25 de septiembre en La Riviera no fue un concierto normal, fue una fiesta por todo lo alto que superó todas las expectativas que pudiésemos llevar al respecto.

(Pueden ver la galería completa de fotos al final de la entrada.)

La imagen puede contener: 2 personas, personas sonriendo, barba, primer plano e interior

En una sala ambientada al estilo de los “Felices 16” mejicanos (“Sweet sixteens” para los erasmus), Ángel Carmona (Radio3) ejerció de maestro de ceremonias durante la primera parte de la celebración. Ya desde un primer momento nos avisó repetidas veces que lo que esa noche sucedería sería irrepetible, pronóstico que se cumplió. Y superando las expectativas.

La imagen puede contener: 2 personas, personas en el escenario, personas de pie e interior

Uno de los primeros indicativos del éxito fue la cantidad de gente que se quedó sin poder asistir al evento. Recordemos que la entrada era gratuita, salvo si habías comprado el disco recopilatorio que ya te mencionamos en ESTA ENTRADA. Las colas en La Riviera ya se hicieron presentes desde bien temprano, provocando que prácticamente la mitad de los allí presentes se quedaran a las puertas de poder disfrutarles. También hay que recordar que la mayoría de los temas que cantaron los invitados no los suelen interpretar en sus respectivos conciertos, por lo que fueron ensayados exclusivamente para la ocasión. Una joya detrás de otra.

La imagen puede contener: 1 persona, noche e interior

Comenzó la gala el grupo murciano Varry Brava, que cantaron su “No Gires” y versionando “Heridas de Guerra” con Adrià (interesante y divertido verles interpretar un tema de ska). Les siguieron Muerdo con su personal versión de “Amantes de lo Ajeno“. Pasaron a “Lejos de la ciudad” y “Niña de la ciudad” siendo esta última cantada también con Adrià Salas. Esta sucesión de versiones de La Pegatina, junto con temas propios de cada banda, siendo en unos casos cantados a dúo con Adrià las primeras y en otro caso las segundas (Un factor sorpresa que nos hizo disfrutar aún más la velada), fue el hilo conductor  de este primer bloque.

La imagen puede contener: 2 personas, personas sonriendo, personas de pie y concierto

Recordatorios a otros conciertos emblemáticos de la banda catalana (como el del Wizink, en el que volvieron a mencionar las piñatas de calcetines), se fueron también sucediendo de la mano del carismático Ángel Carmona.

La imagen puede contener: 2 personas, personas en el escenario

De Murcia volamos a Canarias para compartir unos momentos con Efecto Pasillo, “Pan y Mantequilla” apenas se escuchó de boca de Iván, su vocalista, y no por problemas de sonido (del cual no podemos poner ninguna pega) sino porque el público lo cantó con tanto ímpetu e intensidad, que realmente le eclipsaron durante toda la canción. Un verdadero disfrute. “Quizás, quizás, quizás“, fue la canción que versionaron junto a varios componentes de La Pegatina, tema que estos ya suelen incorporar en su repertorio habitual.

La imagen puede contener: 3 personas, personas sonriendo, personas en el escenario, concierto y noche

Arnau Griso regaló “buenrollismo, orgasmos y armonía” con su “Es gratis“, pasando a “¿Cómo explicarte?“, con Adrià, y a quien se incorporaron Nil Moliner y Miki Núñez para cantar “Eterno Verano“, último éxito de los Arnau Griso.

La imagen puede contener: una o varias personas y texto

Las Chillers realizaron un espectáculo del que ya nos tienen acostumbrados. Reivindicación, libertad, música y disfrute son sus ingredientes habituales, con los que mostraron su conocida versión de “Mujer contra mujer“. “Y volar” fue la canción que cantaron junto a Adrià y Rubén de La Pegatina. El público se encargó de corear el nombre Rocío, vocalista de Las Chillers, mostrando su apoyo y comunión con sus mensajes.

La imagen puede contener: 2 personas, personas sonriendo, personas de pie e interior

El relevo lo tomó Arco, comenzando con “La Fianza de tu Error“, siguiendo con su visión de “Sun Bay 2“, y “Quiero Saber“, de El Puchero del Hortelano, interpretando esta con Mimi de Lola Indigo y nuevamente Adrià. La primera parte del concierto la cerraron The Grooves, quienes pasaron de su “Aullido” a “” con la correspondiente colaboración pegatiniana.

La imagen puede contener: 4 personas, personas en el escenario, personas de pie y concierto

Se dio entonces paso a la segunda parte del concierto. Si bien comenzaron diferentes grupos versionando a La Pegatina, esta parte la plantearon como un concierto de los de Montcada i Reixac, por el que fueron pasando más compañeros. Entre estas versiones estuvieron la de Tuli, saxofón en La Gran Pegatina, con quien interpretaron “Mama, Tuotrabonita colaborando en “Muérdeme“, Tato Latorre con quien cantaron en directo por primera vez “Como lo haría un acuario” o Mario Díaz con “Olivia“.

La imagen puede contener: 1 persona

Para seguir el ritmo de sorpresas, Rozalén, que no estaba confirmada en el cartel del concierto, apareció para cantar “Algo está pasando” (La albaceteña está a un par de conciertos de convertirse en un miembro fijo de La Pegatina). Para “Celestina” contaron con la actuación de Rayden, y para “Y se fue” con la de Nil Moliner.

La imagen puede contener: 3 personas, personas sonriendo, personas en el escenario, personas de pie y personas tocando instrumentos musicales

Cuando creíamos que ya era difícil seguir sorprendiendo, la banda anfitriona se marcó una versión bastante llevada a su terreno de “Yo ya no quiero ná“, para la cual volvió a aparecer en escenario Mimi Doblas, como no podría ser de otra forma. Tato Latorre volvió para interpretar “Saber que tú“, y Miki Núñez para hacer lo propio con “No som d’aquí“.

La imagen puede contener: 1 persona, en el escenario, de pie y calzado

Encarando la recta final, llegó el momento de “Lloverá“, con Track Tormenta, “Alosque” con La Canija y “Vamos a por ti” con La Gran Pegatina, quienes permanecieron por un tema más, “Una mirada“. Para acabar y poner el broche final, la canción por excelencia de la banda, esa que conoce todo el mundo, aún los que en su vida hayan escuchado hablar de La Pegatina, tomó el escenario. Y “Maricarmen” lo tomó acompañado por todos los artistas que fueron pasando a lo largo del concierto. Un momento sensacional, no pudiendo acabar el evento de mejor manera.

La imagen puede contener: 1 persona, en el escenario, bailando, sentado y tocando un instrumento musical

Ir digiriendo sobre la marcha todos estos nombres en un tiempo tan corto (pese a que duró en torno a las tres horas y media se hizo muy breve) no fue fácil, por lo que algunos al salir de allí comenzamos a ser conscientes de lo que acababa de suceder. Como auguraba Ángel Carmona al comienzo, “Abrid los ojos y las orejas porque esto no se va a repetir“. Esperamos que La Pegatina cumpla otros 16 años más, para poder a presenciar un concierto tan especial.

La imagen puede contener: una o varias personas y noche

¡Por otros 16 años de la Pegatina!

Nos vemos en las salas,

Fran Salamanca

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: