Sofía Ellar brilló en el Wizink Center, y lo hizo acompañada de grandes amigos

Se cumplieron las expectativas y el jueves 17 de octubre fue un concierto bastante especial, no sólo para Sofía sino también para los 6000 asistentes que la acompañaron en el Wizink Center de Madrid.

La imagen puede contener: 14 personas, personas sonriendo, multitud

Desde el primer momento en que la cantante pisó el escenario era palpable la emoción que sentía, y no era para menos, pues no todos los días se congrega a tal cantidad de público en el emblemático recinto madrileño.

Unos latidos y una melodía que evocaba a una caja de música con la correspondiente bailarina iluminada con un único foco, supusieron el punto de inicio del espectáculo. En un sillón de mimbre y con una lámpara de pie en escena, se mostró Sofía interpretando solo con la guitarra los primeros versos de Mundos. Estaba claro que quería compartir con todos nosotros ese momento, no solo como un espectáculo que llevaba meses preparando, sino además invitándonos a su casa, a formar parte de su vida en aquella velada.

La imagen puede contener: una o varias personas, noche y cielo

Tras este arranque continuó el repertorio que tenía preparado con “El Rayo verde“, “Boots & cats“, “Segundas partes entre suicidas” y “Seis peniques“, para invitar acto seguido a la primera colaboración de la noche. Dani Fernández subió para cantar a dúo “Rock’n’rolles de Chiquillos“, recreando en cierta forma el videoclip de la canción mientras palomiteaban.

La imagen puede contener: una o varias personas, personas en el escenario, personas tocando instrumentos musicales, noche y guitarra

El concierto se siguió desarrollando con bastante ritmo., el montaje del espectáculo era digno de un evento de esas características, incluyendo confeti, chispas, proyecciones, algún que otro cambio de vestuario y, como no, una banda de primer nivel.

La imagen puede contener: una o varias personas

Precisamente en uno de esos cambios de vestuario invitó a su backliner y mano derecha Patri, para que le ayudase delante de todos, haciendo visible de esta forma una parte del equipo humano que normalmente no se ve en el resultado final del espectáculo.

La imagen puede contener: 2 personas, personas en el escenario y concierto

Tras “the mad man” y una llamada a la concienciación por las diferentes injusticias que nos rodean (naturales, sociales, políticas… ) anunciaron una de las sopresas de la noche, un “secreto” como dijo Sofía dando alguna pista de que se trataba finalmente de Álvaro Urquijo, de Los Secretos, para que la acompañase en el escenario para cantar “G&T’s“, sorprendiendo en el final con una versión del estribillo del mítico “Déjame” de la mencionada banda.

La imagen puede contener: 2 personas, personas en el escenario, noche e interior

Subida al piano y comenzando y acompañada únicamente de sus notas comenzó “Borrachos de Sueño” a ritmo de bolero a medio tiempo, pasando a “Serenatas baratas” y “Tus movidas“. En todo momento nos encontramos entre un público entregado, contagiado por la magia de Sofía, esa combinación perfecta entre la emoción y la dulzura.

La imagen puede contener: una o varias personas y personas en el escenario

Hasta ahora no hemos llorado” así comenzó a introducir “Ana”, Canción que también de sorpresa cantó precisamente con Ana, su madre, y que dedicaron a todas las madres allí presentes. La particularidad de esta interpretación es que ella la cantó con su micrófono en un lateral del escenario, escondida para no robar protagonismo a su hija en la canción. Sin duda podemos asegurar que nos encontramos uno de los momentos objetivamentes más emotivos del concierto. La canción acabó con Sofia dirigiéndose a ella para fundirse en un abrazo en una muestra de uno de los amores más puros que existen.

La imagen puede contener: una o varias personas, personas en el escenario y noche

Cambió entonces de tercio su energía en “Nota en do” y “Versión de cobarde“, llegó el momento de “Ahora dime“, experimentamos el bonito contraste en el que las primeras filas se desgañitaban con sus versos mientras las últimas no paraban de bailarla, siguiendo con el ritmo de rumba en “Amor de anticuario”. En este tema volvió a bajar entre el público a cantar entre la gente buena parte de la canción. Y he dicho que volvió no porque se hubiese bajado antes en este concierto, sino porque quien la haya visto en salas pequeñas, ya sabe que acostumbra a hacer “El Moisés” (es decir, que “abre las aguas” entre los espectadores para continuar la canción entre ellos. No obstante, dada la cantidad de gente entendemos que esa idea fue imposible de plantearse, por lo que esta vez lo adaptó y se intentó abrir paso como pudo. Regresó al escenario para acabar con voltereta y abandonarlo, dando paso al primer bis de la noche.

La imagen puede contener: una o varias personas, personas de pie y noche

Hoy en día el tema de los bises está totalmente orquestado y medido, y no es una crítica sino un reflejo de la sociedad, pero está claro que nadie en el público lo sintió ni de lejos como el final del concierto sabiendo que faltaban algunos de sus éxitos más recientes, así como una colaboración que sí que anunció.

Y nos referimos precisamente a Álvaro Soler y “Verano con Lima“. Combinación con la que Sofía y la banda volvieron al escenario. Sofía y Álvaro mostraron una química que no pudieron ocultar, en un actuación que nos hizo a todos volver al verano por unos minutos. Su canción llenó, como dice la letra, el arcoiris de colores, y el wizink de magia.

La imagen puede contener: 1 persona, texto

Continuó la canción que daba nombre a la gira. Algunos afortunados de las primeras filas se llevaron algún pantalón vaquero de recuerdo (Esperamos que los afortunados y afortudas pillasen de su talla) mientras de fondo se proyectaba un vídeo con fragmentos del videoclip de “Bañarnos en vaqueros“, que recordemos que se hizo con la colaboración de sus seguidores.

Abandonaron el escenario una vez más, y nuevamente el público no lo interpretó como despedida ya que faltaba una de las promesas para el concierto. “Media Tinta“, la última canción que ha publicado y que justo interpretó a continuación con vestido largo junto a un sexteto de cuerda, una elegancia que contrastaba con otras de las canciones más canallas que nos mostró. Percibimos algún pequeño problema de sonido que nos que nos impidió escucharla con total claridad y la calidad que merecía, aunque tal vez fuese solamente en la zona donde estábamos nosotros.

La imagen puede contener: una o varias personas, personas en el escenario y guitarra

Por último, aprovechó “Mundos” para despedirse y presentar a la banda, así como a todo el equipo, todo un personal que brilló en su ejecución. Y con confeti y voltereta, remató la faena.

Hasta la próxima, Sofía.

Nos vemos en las salas,

Fran Salamanca

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: