Un día radiante de principio de noviembre: la XIII edición del Deleste Festival

El tradicional encuentro sonoro y otoñal de la ciudad de València, el Deleste, cumplía este año su octava edición y de nuevo nos sorprendía con una cuidada programación.

Este año la ubicación se desplazaba desde el interior del Palau de la Música a los jardines del cauce del río Turia a la altura del Palau de la Música, celebrándose por primera vez íntegramente al aire libre en un entorno privilegiado y céntrico que permitiría crecer al festival hasta los 3.000 espectadores.

Amanecimos un sábado en Valencia cantando aquello de “hace un día radiante de principio de noviembre”, hacia frío pero nos esperaba la novena edición de uno de nuestros festivales favoritos y uno de los conciertos más especiales que presenciaríamos nunca.

Abrimos los jardines del Palau para dar una vuelta por el nuevo recinto, este año además del ligero desplazamiento de ubicación encontramos tres novedades que venían de la mano: ausencia de foods trucks, descanso de actuacionesa medio día y permitida la entrada de comida. Todo esto sumó muchos puntos a un festival cada vez más “familiar”.

A las 11h el escenario del festival fue inaugurado por Ferran Palau – fundador del grupo Anímic- presentando su recién estrenado trabajo,  “Kevin” en el que defiende el catalán como idioma.

Llegaba el turno de una de las actuaciones más esperadas del día: The New Raemon y Paula Bonet. Esta vez The New Raemon vendría reducido a un formato acústico con solo Ramón Rodríguez a la voz y la guitarra. Por su parte la joven pintora e ilustradora Paula Bonet se encargó de ilustrar cada uno de los temas que The New Raemon sacaba al escenario, uniendo así música y pintura en una.

Desde Donostia llegaba a las orillas del Turia, Nogen. Grupo liderado por una vocalista que puso toda la carne en el asador defendiendo el euskera.

Tras una pausa para comer volvíamos a los jardines del Palau para disfrutar de la segunda parte de la jornada. Abrían la tarde los barceloneses Alavendra con su picaría, desenfado y temazos como “Cisgluten”, “Moreneta” o “Picatxu”.

Llegaba ahora la hora de movernos con “Mueveloreina”. Son muy eclécticos y de ahí que sea tan complicado etiquetarlos en un estilo, pero ellos lo han acuñado como ‘música electrapical’ (electrónica, trap, y tropical).

El duo llegaba para presentar su recién estrenado primer larga duración; “Carne”. No fue entonces casualidad que Joaco apreciera en escena tras un mostrador de carne del que se levantaba Karma vestida de rojo para no dejar de moverse por el escenario durante 45 minutos llenos de un discurso convincente (donde priman la igualdad y la libertad de expresión)  en forma de de temas rompedores , de una potente imagen alcanzando  un directo arrollador.

Los sevillanos Pony Bravo salían al escenario para hacer muestra de su cautivadora psicodelia. Presentaron así los temas de su último trabajo Gurú (Telegrama, 2019) , aunque no faltaron en su repertorio temas como «Político Neoliberal» , «Mi D.N.I».

El plato fuerte de esta edición era la colaboración pionera y en exclusiva de una de las bandas cabeza de cartel, Second, con La Orquesta de València en un encuentro único propiciado por la colaboración entre el Deleste y el Palau de la Música donde por primera vez la orquesta municipal actuaba en el marco de un festival indie, fusionando la música sinfónica con el pop rock.

El escenario se preparaba para la ocasión, batería y teclados del grupo se situaban girados en los laterales para dejar sitio en el escenario a los más de cincuenta músicos de La Orquesta de València que dirigiría Daniel Abad Casanova, uno de los directores de orquesta españoles con más proyección internacional de su generación y el encargado de realizar arreglos sinfónicos a algunas de las canciones del último trabajo de SecondAnillos y Raíces,  y algunas de las de siempre.

Decenas de músicos ocupaban sus asientos minutos antes de comenzar la actuación, no tardaban en salir a escenar David y Michael  (últimas incorporaciones a la banda) , Nando (bajista), Fran (batería) y Jorge (guitarra). Ya comenzada la música Sean Frutos pisaba el escenario para poner voz a “Nueva Sensación”, uno de los temas de su último trabajo. Tras este, vendría un recorrido por temas de siempre que no podían faltar en un concierto tan especial Nueva Sensación, Rodamos, Primera Vez, 2502 ,Conocerte o Nivel Inexperto. Volvíamos a Anillos y Raíces con la fuerza de “Quién pensaba en eso” antes de recordar  Muérdeme y ese mítico “oh oh oh” que consiguió emocionar hasta a la propia orquesta, a la que seguiría otra de las de siempre, “Nada”.   Ahora sí, un recorrido por su último disco, Anillos y Raíces, a través de  Contra viento u pronostico, Teatro Infinito, La suerte de tu piel y Sonará en todas partes. Para terminar nos decían que el lugar donde más veces habían tocado después de Murcia era Valencia y que para ellos ya era un RINCÓN EXQUISITO, cerrando así el concierto, como han venido haciendo en este año de gira, con Rincón Exquisito y Mira a la gente.

 

Un espectáculo irrepetible que no olvidaremos nunca en el que grupo, público y más cincuenta músicos se aunaron a través de himnos de la escena independiente adornados con música clásica.

 El escenario fue clausurado por el cabeza de cartel de esta edición;  el grupo barcelonés Manel, quienes presentaron por primera vez su nuevo trabajo Per la bona gente (Ceràmiques Guzmán, 2019).

El Deleste declaraba que la intención del festival es integrarse en la vida de un sábado cualquiera en el cauce del río Turia, a la altura del Palau de la Música. Sin duda, objetivo conseguido.

La puesta por distintos estilos, por la comodidad de los espectadores y por un cuidado sonido en un espacio privilegiado son algunos de los motivos por los que el Deleste Festival no puede faltar en nuestro calendario.

¡Nos vemos el año que viene!

Redacción: Helga Melgarejo

Fotografía: Lau Díaz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: