Crónica: La gira “Magnolialoto” y la magia de Rufus T.Firefly pasó por Elche

El pasado 1 de febrero Rufus T. Firefly vino a deleitarnos con su psicodelia a La Llotja, sala ilicitana. El nombre de la gira nos anticipaba lo que veníamos a escuchar: MAGNOLIA LOTO, que aúna los mejores temas de sus dos últimos trabajos de estudio: Magnolia (2017) y Loto (2018), dos maravillas auditivas. No obstante, dejarían un pequeño hueco para canciones de sus álbumes anteriores, formando así un setlist a gusto de todos en una noche inolvidable. Y nosotros estuvimos ahí para contarlo.

Las puertas se abrieron puntualmente y, mientras esperábamos a las estrellas de la noche, sonaron clásicos del rock como »La Grange», «Born in the USA», «Angie», «Under pressure», «Jump», «People are strange» o «Sweet Child O’Mine», que amenizaban la espera mientras jugábamos a identificar las figuras del escenario: el mítico dragón de Víctor, un elefante, un dinosaurio e incluso el coche de Marty McFly.

No hay descripción de la foto disponible.

La sala se había ido llenando, y, poco a poco, las luces se apagaron. Los colores fríos e intensos iluminaron el escenario. Uno a uno y, entre calurosos aplausos, salieron los integrantes de Rufus, arrancando con «Tsukamori».

Después sería el turno de «El Halcón Milenario», donde Víctor pasaba de la guitarra al teclado con la fluidez de un ambidiestro, mientras que el resto de instrumentos le acompañaban y la energía de Julia a la batería nos hipnotizaba: era difícil elegir a dónde mirar. Empezábamos a estar sumergidos en un viaje temporal, que continuaría con «Loto», tema que da nombre a su último disco.

La imagen puede contener: 1 persona, sonriendo, en el escenario y tocando un instrumento musical

No hay descripción de la foto disponible.

Tras la cariñosa recepción del público, Víctor, aún con guitarra en mano, en un acto de agradecimiento, narraba la historia de los dos discos que les han cambiado la vida. Si estamos aquí es porque vosotros habéis querido que estemos aquí. Quiero que os toméis esta noche como un pleno agradecimiento por lo que habéis hecho por nuestra banda. Un acto sincero de sorpresa y gratitud, y es que al día siguiente el grupo llenaría otra sala en Murcia, a tan sólo 60 kilómetros.

La imagen puede contener: una o varias personas y personas de pie

La imagen puede contener: una o varias personas, personas en el escenario, personas tocando instrumentos musicales y conciertoLa banda continuó con ·«··O···», «Demogorgon», «Cisne Negro» y «Espectro», todas ellas de Magnolia excepto la segunda, que se lanzó como primer single de su último álbum (Loto). Los de Aranjuez nos hacían adentrarnos así en una montaña rusa de emociones y de atmósferas distintas. Y, sin descanso, nos llevaron hasta «Última noche» y «Cristal Oscuro», y «San Junípero»de las que destacamos sus instrumentales.

La imagen puede contener: personas en el escenario, personas tocando instrumentos musicales y noche

Cambio de luces para «Un breve e insignificante momento en la breve e insignificante historia de la humanidad», seguida de la mítica «Pulp Fiction», cuyo duelo entre guitarra y batería arrancó el júbilo del público.

La imagen puede contener: una o varias personas, personas en el escenario y personas tocando instrumentos musicales

Por fin era el turno de «Pompeya», único tema del álbum Nueve (2014) que permanecía en el setlist. Con la sorpresa y el subidón aún en el cuerpo, percibíamos un cambio evidente en los instrumentos, abriendo paso para «Nebulosa Jade». El público no fallaba y coreaba la letra como no había sucedido en toda la noche. Una atmósfera de magia y conexión que vio su culmen cuando todos los asistentes levantaron su puño junto a Víctor en el verso «luchaste como Arya Stark».

La imagen puede contener: una o varias personas, personas en el escenario y concierto

Acto seguido  sonaba «Drugan y Sangan» y, tras ella, la banda se despidió, no sin antes agradecer a la sala y a los técnicos de luz y sonido y recordarnos que en abril acabaría su gira para dar paso a la grabación de otro álbum a la altura del cariño que les habíamos dado. Así mismo, les prometió a los aficionados abrazos tras el concierto. No obstante, aunque no tardaron en volver con «Final Fantasy», todos sabíamos que el final se acercaba.

La imagen puede contener: una o varias personas y noche

La imagen puede contener: una o varias personas y personas de pie

Y así comenzó a sonar «Magnolia», tema que da nombre al disco publicado en 2017 que constituyó su primer gran éxito. Tras una racha de luces frías, entre violeta y azul, los focos se tiñeron de rojo sangre, si bien alternando, para dar paso al último tema: «Río Wolf», que dejó tras de sí una ola de aplausos.

La imagen puede contener: una o varias personas y noche

La imagen puede contener: una o varias personas y personas de pie

Una noche en la que pudimos disfrutar de un espectáculo audiovisual que desbordaba psicodelia y color.

Una noche en la que fuimos testigos de la conexión y complicidad que genera Rufus T. Firefly, y donde nos sentimos como en casa.

Gracias chicos, por vuestras letras, por vuestras instrumentales, por vuestra energía, por vuestra pasión, por vuestra gratitud, por vuestra humildad y por vuestras sonrisas.

Sois el compendio de magia.

La imagen puede contener: una o varias personas e interior

 

Aida Melgarejo de Ibarra

Agradecimientos: 

A Janet The Planet;

A la sala LLotja

y a Rufus T. Firefly por ser magia y hacer magia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: