Claim

El Sofá Paraíso de Claim retomó la gira de salas en Madrid

Ahora mismo hay un sofá que está de moda, y no nos referimos al Chester, sino al Sofá Paraíso de nuestros amigos Claim. Hecho de retales, como las diferentes historias, energías y ritmos de sus canciones, lleva por objetivo hacerte despegar los pies del suelo.

Un servidor, que ha tenido la ocasión de verlos en varios festivales, tenía muchas expectativas en descubrirlos en formato sala, aunque algo me decía que no se habían recorrido cuatrocientos kilómetros para fallarnos. La velada la abrió Álvaro Halley nombre artístico del catautor Álvaro Soler y originario de Albacete.

La imagen puede contener: 1 persona, tocando un instrumento musical y en el escenario

Con una gracia y un desparpajo que consiguió enganchar a todos los presentes, nos ofreció algunas canciones originales (como “Te quiero bien” o “Lejos de ti“) y algunas versiones (como “Ain’t no sunshine“, “I say a little prayer” o “Depende” de Jarabe de Palo). Comentó también alguna anécdota sobre su nombre artístico, y es que seguramente no será al primer Álvaro Soler que conocéis, aunque sea de oídas, por lo que se entenderá que las bromas sobre el nombre le hiciesen buscar un alter ego, y precisamente Halley venía en alusión a un pasaje de Siddharta, en el que se identifica con las personas que van con un objetivo fijo y lo persiguen, como un cometa.

La imagen puede contener: 1 persona, sonriendo, en el escenario, tocando un instrumento musical, guitarra y noche

En este caso su objetivo es la pasión por la música, que tras el pequeño recital podemos asegurar que consiguió transmitirla a todos los allí presentes, no sólo hiciendo que tuviésemos prisa en que saliesen los Claim, sino además con ganas de seguir escuhándole. La verdad es que el chaval tiene todos los ingredientes para hacerse un hueco en el mundo de la música: presencia, simpatía, una capacidad vocal bastante amplia, las ideas claras y, por qué no, el tocar la guitarra que mola mucho.

La imagen puede contener: 1 persona, en el escenario y tocando un instrumento musical

Acto seguido tomó el escenario la formación Murciana para interpretarnos al completo el tracklist de Sofá Paraiso, así como alguna otra joyita de su anterior EP, Barbados. Con una energía que rebosaba optimismo y buenas vibraciones comenzaron el concierto “Fuerte“. Con unos acordes que no esperan siquiera al estribillo para hacerte bailar, pasaron a “La Fatiga de Moriarti“, olvidándonos por unos momentos de si fuera era octubre o julio, o si helaba o hacía 40 grados. Cuando toca Claim se hace verano, no sabemos si es que nos recuerdan inevitablemente a la época de festivales, o simplemente sus melodías y emociones nos transportan a la época estival.

La imagen puede contener: 1 persona, barba y noche

La imagen puede contener: 2 personas, personas tocando instrumentos musicales, barba, guitarra e interior

Mostraron su agradecimiento hacia el calor que mostraba el público madrileño bromeando con que a partir de ese momento las giras las empezarían en Madrid (y nosotros no seremos quien les llevemos la contraria) dando paso a “Río“.

La imagen puede contener: 2 personas, personas sonriendo, personas en el escenario, personas tocando instrumentos musicales y noche

Bajamos entonces la intensidad con “Arrecife“, trayendo algo de la costa a la capital, y continuando con la favorita de un servidor, “Sábado” (perfecta para el día que se tocó), con uno de los estribillos más potentes de los que se ha marcado la banda. Además Adrián tuvo ayuda en esta canción, no porque hubiese alguna colaboración no anunciada, sino porque el público se dispuso a cantarla íntegra desde el primer verso.

La imagen puede contener: una o varias personas, personas en el escenario y noche

Decidieron “Volver” para pasar una “Última noche en la Tierra“, esta segunda siendo la canción con las que les conocí, y todos sabemos que cuando tocan la canción con la que conoces a un grupo, es un momento especial en el concierto. No podemos pasar por alto que fue otra en la que los asistentes al concierto se empeñaron en arrebatarles a Claim el protagonismo vocal.

La imagen puede contener: 1 persona, sonriendo, en el escenario, tocando un instrumento musical, concierto y noche

Hicimos una pausa en el LP para recordar algunos temas del EP anterior, siendo “Berlín” (el más antiguo de sus temas publicados) y “El Baile y la Cena” los afortunados para encarar la recta final del setlist. Hay que indicar que en esta última se atrevieron a dejar al público el primer estribillo del concierto sin ayuda, y cómo no, respondieron favorablemente (¿Cómo no van a querer volver a Madrid?).

La imagen puede contener: 1 persona, sonriendo, sentado e interior

La imagen puede contener: 1 persona, sonriendo, en el escenario, tocando un instrumento musical, barba y noche

Es obvio que la actitud de un artista o grupo es un factor, al menos, igual de importante que su música (si no más), y cualquiera que los haya visto sabe (y quien no, para eso escribimos estas palabras, para que os hagáis una idea y vayáis a verlos la próxima) que tienen una personalidad magnética, que no es de los grupos en los que la atención se concentra solamente en el vocalista (Y eso que Adrián tiene una presencia y carisma innegables) sino que se reparte en el resto de miembros. Y si no, que me lo digan a mí que a veces me quedaba embobado con José Lopez, percusionista, mientras hacía malabares y cosas raras con las baquetas entre compases.

La imagen puede contener: 1 persona, noche e interior  La imagen puede contener: 1 persona, sonriendo, tocando un instrumento musical, noche e interior

Llegó el momento del tema que da nombre al disco y la gira en el que se encontraban inmersos, “Sofá Paraiso“, canción que supone una reflexión sobre las redes sociales y cómo éstas nos han hecho cambiar la forma de reflexionarnos (pese a lo cual, nos animaron a todos a seguirles en todas ellas). Tras “Tú lo entenderás” volvimos a Barbados por última vez para escuchar “Sería un detalle” (primera vez que veo una conga en un concierto en sala pequeña) y acabar con el primer single del presente album, “Corre Salvaje“.

La imagen puede contener: 1 persona, tocando un instrumento musical

Los que les hemos visto en festivales este verano, nos esperábamos que con la melodía de “Corre Salvaje” viniese el mashup de “Love is in the air” y “Me sube la bilirrubina” (Manera espectacular de acabar un concierto, más aún para aquellos a los que nos gusta una versión más que la etiqueta de No requiere plancha), y cuál fue nuestra sorpresa cuando, aún con los mismos acordes, las versiones a reinterpretar fueron de “Amante Bandido” y “Hay que venir al sur“. Si es que no se nos ocurría un mejor lugar para pasar ese sábado…

La imagen puede contener: 2 personas, personas tocando instrumentos musicales, personas en el escenario, guitarra y noche

Llegados a este punto, es inevitable negar que disfrutamos bastante del concierto que se marcaron en la Moby Dick. Además tuvimos la oportunidad de intercambiar unas palabras con ellos al final del mismo. Me habían advertido que son majos, aunque creo que esa imagen que me había creado me creó unas expectativas que resultaron no ser del todo ciertas. Resultaron ser más majos aún de lo que me habían contado.

Sólo nos queda desearles a Adrián (voz y guitarra), Ramón (bajo y coros), Gonzalo (guitarra y coros), Juandi (batería) y José (percusiones) que sigan cosechando éxitos y que se acerquen más a menudo con su Sofá Paraíso, aunque no sea para sentarnos precisamente.

Nos vemos en las salas,

Fran Salamanca

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: