Entrevista a Mr Mackenzie: “Nosotros nos sometemos a la canción, no es que la canción se someta a lo que tengamos que decir”

Con motivo de su concierto en Madrid el pasado 14 de diciembre cuya crónica te hicimos en ESTA ENTRADA, aprovechamos para compartir con estos jóvenes cordobeses unas palabras en torno a su primer trabajo, el EP Introspección, que han publicado en mayo del a punto de terminar 2019.

Puede que una de las mejores cosas que me haya pasado este 2019, al menos en lo musical, sea encontrar este medio en el que poder tener un contacto más directo con los grupos de música, pudiendo profundizar así en sus canciones y tratando de contagiar este disfrute con mis palabras. Aquí os contamos lo que estuvimos ablando con los amigos de Mr Mackenzie.

1. Sobre el grupo

A modo de introducción, para quienes no les conozcan aún, diremos que se trata de un grupo en el que sus componentes (Fran, Paco, Sergio y Miguel Ángel como fijos y Matías como colaborador recurrente) venían de proyectos radicalmente distintos como nos comentarían más adelante, que han encontrado un punto común musicalmente hablando (bastante interesante y desarrollado en el directo, todo hay que decirlo), y como dato curioso o anecdótico, deben su nombre a la lista de reproducción que crearon para poner en común esa mezcla de estilos y referencias.

Estuvimos charlando con Sergio (a cargo del bajo en la banda), y mis tocayos Paco (a la batería) y Fran (Voz principal y segunda guitarra) antes de la prueba de sonido de dicho concierto, encontrándonos ya desde un primer momento con unos chavales que irradian ilusión, cercanía y optimismo.

Antes de entrar en materia, nos comentan que como grupo era su primera vez en la capital, aunque por ejemplo Paco ya había actuado en un tributo a Nirvana con una formación previa a Mr Mackenzie. Aprovechamos entonces para hablar sobre dichos antecedentes de los que venía cada uno. Miguel Ángel es el único que pertenecía a un grupo más consolidado, aunque de una vertiente algo distinta a la actual, como es el trash metal. Por otro lado, para Fran este se trata del primer proyecto como banda mientras que Sergio cuenta, con tintes anecdóticos, que tenía una con unos amigos con los que iban a ensayar al sótano de Paco, sin estar entonces él en la formación. Unos años después, nuestros protagonistas han vuelto a ensayar a dicho sótano pero con un proyecto sólido y las ideas muy claras.

“hay mucha confluencia musical en la banda”

Por otro lado, como ya hemos insinuado, además de venir de proyectos distintos, los géneros en los que cada uno se movía eran totalmente dispares. De hecho, Fran comentaba que antes de comenzar con sus canciones propias, tuvieron que conocerse musicalmente hablando: “Necesitábamos conocernos porque veníamos cada uno de un estilo y unos gustos muy distintos, hay mucha confluencia musical en la banda. Empezamos a tocar versiones del panorama, y ya una vez que nos conocimos, empezamos a trabajar las canciones propias.” Como hemos leído en otras entrevistas a la banda, aquí es cuando se crearía la famosa lista de reproducción que usarían como lluvia de ideas y para añadir grupos de referencia, cuyo nombre sería nada más y nada menos que Mr Mackenzie.

Se topan a continuación con el contratiempo de encontrarse cada uno residiendo en una localidad distinta. Mientras que se puede decir que tienen la base montada en Montilla, no viven allí de continuo, por lo que quisimos saber cómo llevan ese ritmo de trabajo, en el que los encuentros son más distanciados en el tiempo que en otros grupos, pero entendiendo entonces que más intensos.

Pues funciona mejor de lo que nos esperábamos” asegura Paco. Saben que cuando llegan tiene que trabajar mucho, y además mantienen contacto casi diario en el que van tratando los diferentes frentes abiertos. “Cuando llegamos a Montilla, alguno trae alguna idea y lo trabajamos de manera democrática, y así han ido creándose las canciones entre todos.” Al compararles dicha mentalidad con la de “ir a currar”, sobre el modo en el que plantearse esos días en los que toca ensayo, Fran confirma que no podría haber otra forma en la que esto siguiese adelante.

 

2. Sobre Introspección en general

El tema nos lleva a hablar de la autoproducción del disco. Teníamos la curiosidad de saber si el motivo al que respondía dicha decisión, se debía a la necesidad creativa y de experimentar o la, por desgracia más fuerte, a la falta de recursos en los comienzos.

Por un lado, según se sincera Fran, “Ninguno de nosotros tenía mucha idea de como funcionaba ahora el mercado, ni el tema de la producción, los sellos, cómo abordar el tema este…” nos comentan que Paco propuso preparar las maquetas en el mismo sótano, y una vez estuviesen todas bien trabajadas, lo grabarían en el estudio. “Básicamente como no tenemos mucho dinero, pues se graba, se mezcla, y la producción y masterización nos la comemos con patatas (risas)” añade al final.

Paco matiza: “Yo creo que es una mezcla de varios factores. El principal quizá es el económico, pero aun así, si hubiese habido una producción, yo siempre la llamaría una especie de coproducción.” Matiza: “Sabemos como queremos sonar, como queremos enfocar los temas.” Vuelve a recordar que la distinta experiencia de los miembros de la banda hace que cada uno aporte algo distinto, y desde ahí saber cómo se pueden los temas ir creando y creciendo.

Aprovechando que mencionan ese sonido que tenían tan claro, les preguntamos por si dicho resultado se debe a una sonoridad buscada, o es en lo que ha ido desembocando cada canción de manera natural (ya que hasta el momento entendemos que son las dos principales vertientes que pueden darse en cuanto a la faceta sonora de un tema). Sergio comenta entonces que cada uno en el grupo tiene un punto fuerte:

Por ejemplo el de Fran y el de Paco es mas de letras, el de Miguel y mio es mas instrumental.”, pese a que el trabajo compositivo es bastante grupal en general. “De hecho las canciones del grupo que compuse yo inicialmente, y después trabajamos, eran simplemente instrumentales, no tenían letra ni nada.”

En este momento, aprovecho a nivel personal para aportar que esa sonoridad, tan marcada en los característicos fragmentos instrumentales, es uno de sus sellos personales que les distingue del resto. Además, en algún momento les comparé dicho planteamiento con el de Rufus T. Firefly, también valiente y arriesgado en su momento, y se puede decir que no les ha ido muy mal a los de Aranjuez.

“Nosotros nos sometemos a la canción, no es que la canción se someta a lo que tengamos que decir”

No hemos tenido ningún momento en la cabeza «queremos conseguir este resultado, este es nuestro proyecto». sino que mas bien es «este tiene esto, este nos aporta esto» intentando siempre conseguir en las canciones que todos estemos cómodos con ellas“, añade Fran.

Lo que Paco sí tiene claro es que ese sonido que han desarrollado se ha de ajustar al mensaje que en cada caso busca la canción: “Sí que es verdad que había ciertas lineas que no queríamos dejar de lado. Por ejemplo, si un tema tiene que tener dos minutos instrumentales, no es que tenga que tenerlo, es que lo pide la canción, y así vamos trabajando. Para mí la máxima que intentamos tener con nuestro repertorio con lo que vamos componiendo, es que nosotros nos sometemos a la canción, no es que la canción se someta a lo que tengamos que decir, sí o si. Si la canción me pide una vuelta mas, vamos a darle una vuelta mas, ya sea un compás más, un corte más…

Quien haya escuchado Introspección (y quien no, se lo podía poner de fondo mientras lee esta entrevista), se habrá dado cuenta precisamente de ese elemento común en todas sus canciones, sobre esos fragmentos instrumentales muy desarrollados, tanto en duración como en variedad de color, como habíamos adelantado. Sin embargo, fueron conscientes del resultado a posteriori, una vez tenían los temas preparados. Es entonces cuando reflexionan sobre dicho elemento común, que a su vez es una seña de identidad, y es cuando deciden llamar a ese conjunto de temas como Introspección.

Como curiosidad, comentan que ellos mismos se dieron cuenta del detalle al subirlas a las redes sociales: “Nos dimos cuenta cuando subíamos trailers, o vídeos promocionales en Instagram de las canciones, que en el minuto que dejaban no había nada de letra en algunos casos.”

De izquierda a derecha, Fran, Paco, un servidor, y Sergio

3. Sobre sus canciones en particular

Pasamos a profundizar sobre las canciones de Introspección de manera individual, comenzando por el primer corte del disco, “Diente de león“. A pesar en ser la primera de las cinco en ser compuesta, estuvo a punto de ser descartada por no sentirla completa, hasta que por fin consiguieron el resultado que hoy podemos escuchar.

En ella, además de mantener la actitud reflexiva como es la tónica general del disco, se expresa una intención de cambio, un deseo por avanzar. Al escucharla, nos transmite en cierto modo una sensación algo derrotista o de incomprensión, detalle que Fran nos matiza. Él venía de aires más pop, o pop-rock (lo que ahora se llama indie, como digo yo), y se encontró con un proyecto entre manos que le ilusionaba, con los “pedazo de músicos con los que estaba trabajando“, y la poca acogida entre su circulo de amigo, familiares, y gente cercana que no entendía esta nueva propuesta. En esos momentos, la respuesta natural es: “Pero coño, déjame, escuchálo, deja de desilusionarme.

Efectivamente, el estribillo es un poco derrotista porque parte de ese planteamiento: “Te estoy enseñando mi alma desnuda. Esto es lo que quiero hacer, es lo que me gusta y me lo estás echando por tierra. Tiene un poco ese carácter pero tiene también un carácter luchador: Me da igual yo voy a por esto, voy a lucharlo.

Hay otro dato curioso que no se nos pasó por alto a los minuciosos de las letras, y es que precisamente en este tema, vemos que está todo en primera persona salvo los últimos versos que están en segunda:

Vamos a estrellarnos sin ninguna duda, así que pisa fondo vuelve pronto y nunca pierdas tu calor

¿Está toda la canción hablando sobre uno mismo, o por el contrario al final quiere compartir esa reflexión con una tercera persona? Paco nos plantea su interpretación: “Yo también creo que cuando se componen este tipo de cosas desde un punto de vista introspectivo, se parte de un punto de vista personal, y luego intentas encontrar almas gemelas, o que sufren o viven las mismas cosas que tú.” Entonces, según comenta, es cuando se busca la empatía en alguien que se pueda sentir igual. “Es lo que creo que surge cuando hablamos de miedos o debilidades.”

Parece que este debate resultó productivo porque incluso a Fran le pareció interesante, así que a partir de ahora que pongan interpretaciones de canciones en el Saber y Ganar. Vuelvo a hacer el llamamiento con este poder que la red me ha otorgado de llegar a todos vosotros, de que escuchéis las canciones como concepto general, no sólo que las oigáis de fondo, sino que sentéis u os tumbéis en la cama (cuidado con según qué horas de la noche para no quedaros sopa), os pongáis los cascos y disfrutéis de los temas de los grupos que os gusten. Paraos en las letras, las melodías, sentidlas. No sería realista el planteamiento de que esto lo hagáis diariamente, pero alguna tarde, algún momento, sacadle partido musical a ese grupo que tanto os gusta y que después de esto puede que lo veáis desde otra dimensión (culturalmente hablando, tampoco he dicho nada de tomarse algo antes de la escucha).

“Me gusta la gente que habla de cosas buenas en sus canciones, pero creo también que es muchísimo más complicado.

En el siguiente tema del disco, volvemos a encontrar, a demás de una reflexión, una voluntad sobre hacer o de cambiar algo. Según Paco, “Decidido” tiene la letra que más define el álbum en sí, ya que trata el tema de encontrarse con uno mismo una y otra vez, sobre las dudas al avanzar y cambiar en cualquier ámbito : “Tus principios, tus prejuicios, incluso de tus propias ideas sobre ti mismo. Para mí Decidido es la letra que condensa muy bien el sentido y el mensaje de introspección.

Fran añade que uno de los elementos del merchan que suelen llevar a los conciertos son unas ilustraciones de Jaime Rubio, que es quien hizo la portada del disco, y que lleva uno de los versos de la canción “Hoy me siento decidido a conocer otra versión de mí” dando el paso adelante con atrevimiento.

Pasando a “Puede ser” o “Última vez“, que parecen tratar situaciones más concretas, nos entra la duda sobre si dichas reflexiones que sirven como futura inspiración a la canción, surgen en ese instante, o más adelante cuando se recuerda dicho momento. Como era de esperar, no hay un patrón concreto como nos dice Paco: “Ha habido reflexiones en calientes y reflexiones en frio“.

Tienen además palabras más especiales para “Última vez“, tema que está dedicado a esa situación en la que afrontamos la pérdida de una persona en todos los sentidos. Como nos cuenta Fran (siendo además esta la única canción cuya letra ha escrito él íntegramente), nació en una semana de vacaciones, en una especie de crisis de inspiración, en una conversación con su pareja sobre la diferencia de actitudes y planteamientos en la sociedad con respecto a la muerte. En México, por ejemplo, es un acontecimiento con tintes festivos mientras que en nuestra cultura es totalmente lo contrario. “Sería bonito cambiar un poquito a veces esa visión y decir que, aunque no me voy a alegrar porque se ha ido, pero lo que he vivido con esa persona, lo que me ha dejado a mí es para celebrarlo.”

Con El bosque“, tema con planteamiento algo oscuro o pesimista en torno a las redes sociales, nos vuelve a surgir la misma pregunta, ¿Nadie va a escribir nunca una canción positiva sobre las redes sociales? ¿O es que en la balanza entre lo bueno y lo malo nos quedamos siempre con lo peor? Según Paco, esto tiene una justificación, y me parece una respuesta tan completa y tan bien dicha que me he visto obligado a transcribirla íntegramente, sin resumir ni recortar:

“Yo es que pienso que es mucho mas sencillo hacer canciones sobre algo malo. Creo que es una especie de idiosincrasia que está anexa al mundo de la música, y de la cultura en general, que es como catalogar siempre lo que sucede desde la reivindicación. Y la reivindicación es siempre, sobre todo, desde las cosas mejorables o negativas.

Mis letras, quiero que digan algo, que transmitan un mensaje y que calen en la gente. Cuando dices algo bueno sobre algo, es como si estuvieras reincidiendo en algo que ya de por si funciona, y sin embargo cuando lo dices desde algo malo, al menos así es mi visión, puede ser constructivo o destructivo, pero crítico. Lo que haces, o así lo veo yo, es como sacarle punta a la parte de las sombras de una temática, más que a las luces. 

De ahí vienen dados los dogmas de ‘compongo mejor cuando estoy triste que cuando estoy contento’. Es una paradoja. Me gusta la gente que habla de cosas buenas en sus canciones, pero creo también que es muchísimo más complicado.

Tras esa intervención, además de quedarme más tranquilo porque entiendo que Pablo Alborán no está siempre triste (solo cuando compone), propongo que dicho fragmento se estudie en la asignatura de filosofía musical (de la carrera que sea).

4. Sobre el panorama musical

Una pregunta que nos gusta para relacionar la música de cada grupo con nuevos descubrimientos o sugerencias, es preguntarles por otros grupos emergentes con los que les gustaría tocar. Pese a que ya han tocado con ellos, Fran comenta que les gustaría volver a compartir escenario con Astropálido ahora que Mr Mackenzie tienen algo más de carretera y de rodaje. “Hubo mucho feeling y buen rollo y nos gustaría volver a coincidir.”

Paco va más allá: “Creo que tiene que haber feeling a la hora de todo lo que está detrás, que es muchas veces mucho mayor que lo que se ve. Como el iceberg, lo visible encima del agua es esa hora de concierto, pero por debajo llevamos dos meses hablando con los flamingos, un montón de gestiones con la sala maravillas… y como ha sido todo de diez pues piensas ‘me encanta compartir un proyecto de una ocasión con esta familia‘, porque ves que comparten aspectos comunes como buenas formas, respeto o la actitud

Además, añade que no tienen por que darse con estilos musicales similares, que este tipo de vínculos se centran en otros aspectos. “Se encuentras sinergias también, además pienso que cuando en un concierto hay más de un grupo, dentro de un mismo panorama más o menos, no tiene por que haber el mismo estilo. Cada grupo puede presentar su propuesta, y además te vas a tu casa con una sensación más completa con todo lo que has visto.

Puestos a soñar, les preguntamos por algún destino en el que les gustase tocar. Sergio comenta que a Granada la tienen en el punto de mira. “La verdad es que hoy día hay un movimiento musical bastante fuerte, están surgiendo muchos grupos emergentes con bastante respaldo por parte de personalidades importantes de ese mundillo. Granada es como una meca dentro de la música independiente en España.

Fran tiene en mente Sevilla, y comentan que con el concierto de ese día ya habían tachado de su lista otro de sus objetivos que era actuar en Madrid. “La cuestión es moverse“.

5. Epílogo

Para acabar, cerramos la entrevista con la clásica RONDA RÁPIDA DE PREGUNTAS NECESARIAS ANTES DE PODER JUZGAR A NADIE, por si se nos ha pasado por algo alguno de los detalles más importantes.

¿Cerveza o vino?

Sergio: Cerveza.

Fran: (pausa dramática debido a pregunta existencial) Bebo más cerveza, así que cerveza.

Paco: Vino, por supuesto. No me gusta la cerveza.

¿Pizza con piña o sin piña?

Sergio: Me gusta con piña, vamos a dejarlo ahí.

Fran: Sin.

Paco: Vino. Sin piña.

¿Colacao con grumos o sin grumos?

Sergio: Nesquick.

Fran: Nesquick.

Paco: Con grumos.

¿Ventana o pasillo?

Sergio: Ventana.

Fran: Ventana.

Paco: Ventana.

¿Los bordes de la pizza se comen o no se comen?

Sergio: Si hay sitio, se comen.

Fran: Si es una sólo, te lo comes todo. Si hay varias, puede que no.

Paco: Creo que comerse los bordes de la pizza es una cuestión de educación, y a mí me enseñaron que las cosas hay que acabarlas. (Inevitablemente nos recuerda a la respuesta que Álvaro Moles, batería de Blanco Piñata, nos dio en la misma pregunta cuya entrevista podéis leer AQUÍ. Parece que la batería es un instrumento que consume bastante energía y no están como para dejarse comida en el plato).

Por último la más importante: ¿la tortilla de patatas con o sin cebolla?

Sergio. Con.

Fran. Con.

Paco. (nueva pausa dramática). Recuerdo la tortilla de mi abuela, y no llevaba cebolla, y me encanta.

Agradecemos nuevamente a Los chicos de Mr Mackenzie por su tiempo y por compartir una parte de su proyecto con nosotros. Os dejamos en ESTE ENLACE la entrada en la que sintetizamos lo referente a las canciones de Instrospección para animaros a sacarle todo el jugo.

Nos vemos en las salas,

Fran Salamanca

1 thought on “Entrevista a Mr Mackenzie: “Nosotros nos sometemos a la canción, no es que la canción se someta a lo que tengamos que decir”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: