¡IZAL CELEBRA SU DISCO DE ORO POR AUTOTERAPIA Y LOS CINCO AÑOS DE “AGUJEROS DE GUSANO” EN JOY ESLAVA!

Hace unas semanas se anunciaba que IZAL había conseguido el disco de oro por su último trabajo “Autoterapia”, álbum que vio la luz en marzo de este año y que encabezó las listas de ventas posicionándose por encima del “Fenómeno OT”.

Para celebrarlo, IZAL escogía el día 27 de octubre, quinto aniversario de la salida de su segundo álbum “Agujeros de gusano”, y la emblemática sala madrileña Joy Eslava, tan especial para el grupo por ser donde el 13 de marzo de 2013 hicieron en su primer sold out en la capital y grabaron el vídeo de “La mujer de verde”.

El grupo no quiso poner entradas a la venta, puesto que afirmaban que no era un concierto, sino una fiesta. Una fiesta a la que estaban invitados todos y cada uno de los mecenas de sus dos primeros discos como muestra de agradecimiento. No obstante, por ser la celebración del disco de oro de Autoterapia también quisieron agradecer de alguna forma a los 20.000 compradores del álbum, sorteando 50 invitaciones dobles entre todos los que mandaran una foto con su disco.

El concierto se desarrolló en la línea de los que han venido sucediéndose este año: misma encerrona a Alberto para que contara por qué “Qué bien“ se incluía en el disco, misma locura y misma conexión con el público. El grupo repasaba temas de su carrera (como “Pánico práctico”, “Agujeros de gusano”, “Hambre”, “Magia y efectos especiales”, “Despedida”, etc.),  incluía algunos del último disco (“Autoterapia”, “Ruido Blanco”, “La increíble historia del hombre podía volar pero no sabía cómo”, etc.) , sacaba al escenario a  “LA MUJER DE VERDE” y acababa con Mikel Izal cantando “El baile” entre el público, para cerrar con “El pozo”.

Por supuesto, la ocasión sirvió para hacer entrega a cada uno de los componentes de IZAL (Mikel, Alejandro, Alberto, Gato e Iván) de su disco de oro.  Pero, además, la banda quiso compartir el mérito con sus productores y con Radio3 por el apoyo desde sus inicios, obsequiando a Santiago Alcanda  y a Santos Berrocal con otros dos premios.

Y así, después de cinco años, el pasado sábado Izal volvía a Joy Eslava, lugar que, si bien hace unos años les parecía una locura llenar, ahora, acostumbrados a ver a 30000 personas desde el escenario, se convertía en un concierto íntimo, con incluso una afterparty después.

¡Larga vida a IZAL! Y sobre todo , ¡larga vida a los crowdfunders que hacen posible que bandas con tanto que dar al mundo salgan a la luz!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: