¡Nos toca el premio gordo del Joker Festival!¡Izal en Madrid!

Hace una semana tuvo lugar el Joker Festival: el nuevo concepto de festival. Un día. Cinco ciudades. Cinco grupos. 

El festival se celebraba el trece de noviembre en cinco ciudades de forma simultánea (Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia y Bilbao) y en cada una de ellas tocaba un grupo líder en la escena nacional (Izal, Dorian, Niños Mutantes, La casa Azul Viva Suecia). La particularidad residía en que ningún asistente sabía que grupo tocaba hasta que le vea salir al escenario. Para optar a asistir había que adquirir un boleto de La Primitiva con Joker (por 2€ en los puntos de venta de la red comercial de Loterías, en loteriasyapuestas.es o en la app oficial de Loterías) y registrarte desde el 5 hasta el 12 de noviembre en www.jokerfestival.comindicando a qué ciudad deseabas asistir. Inmediatamente sabías si has sido premiado con una entrada doble para disfrutar de uno de este nuevo y original festival.

A las 2130h El Palacio de la Prensa de Madrid, situado en plena Gran Vía,  se hallaba expectante esperando a el grupo sorpresa. Cuando con diez minutos de retraso el grupo salía al escenario el público estallaba en aplausos. Nos había tocado el premio gordo. IZAL.

A lo largo de la noche Mikel Izal  bromeó con que lo sentían mucho por quien esperase a otro grupo y compartió que echaban de menos tocar en salas pequeñas. Así, en un formato en el que ya no es usual verles, el grupo afincado en Madrid hizo un recorrido por su trayectoria musical, sonaron  en el siguiente orden: Autoterapia, Ruido blanco Copacabana, Pausa, Pequeña Gran revolución, Despedida, Hambre, Agujeros de Gusano, La increíble historia del hombre que podía volar pero no sabía cómo, Qué bien, Pánico práctico, Asuntos delicados, Magia y efectos especiales y La mujer de verde. Después, el grupo se despidió, pero ante los gritos de “otra otra otra” de los asistentes salieron a tocar “El baile”, tema en el que Mikel, Alberto y Gato se colaron a bailar y tocar entre el público. El concierto lo cerraron con El pozo, primer single de su último álbum.

En resumen una noche distinta sin efectos especiales, sin grandes decorados. Una noche en la que Izal demostró que disfruta y se deja la piel en cada directo, seamos 1000 o 25000 personas. Una noche mágica que ninguno de los asistentes olvidará jamás.

 

Fotografía y notas: Jose Miguel Álvarez

Redacción: Helga Melgarejo de Ibarra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: