Os hablamos de Nébula el grupo de rock de Murcia que acaba de estrenar su álbum debut homónimo

Hoy os hablamos de una nueva banda de rock que viene del suroeste español, esa tierra que tantos grupos nos está regalando últimamente, también conocida como Murcia.

Este caso nos vamos a ritmos más cañeros, acordes de rock y heavy metal de la mano de Nébula. El álbum abre con “La primavera de los pueblos“, generando un aura de misterio y haciendo honor a su nombre en la primera canción de su primer disco. esta intro que que comienza a subir para introducirnos en su atmósfera, es el primer brochazo de rock progresivo de tantos otros que componen este trabajo.

Una presentación un tanto tímida, pero ideal, con un piano que entra lento pero seguro, y mostrando rápidamente una declaración de intenciones con la distorsión de sus riffs, y siendo entonces cuando empiezas a descubrir el sonido de estos chicos.

Con los diferentes cortes de Nébula, vamos descubriendo su potente personalidad, que dice mucho al arriesgar bastante para ser el primer disco. Vemos cómo se atreven con distintos estilos, aunque con una base de rock muy marcada, presentan algunos riffs muy potentes, algún que otro sonido más sintético, adentrándose en el metal progresivo con toques que nos recuerdan a Tool, y en otros momentos acercándose más al grunge de Alice in Chains. Podríamos decir también que en ocasiones juegan en estilos como el rock psicodélico, el hard rock, rock progresivo o post grunge.

Entre los elementos que más nos llaman la atención esta la gran calidad que presentan cada uno de los integrantes, costando destacar alguno sobre otro. Unos punteos rápidos y elaborados bastante bien construidos, un bajo profundo y versátil con algún solo que deja con la boca abierta, y una batería que aporta mucho más que mero ritmo, son la prueba de ello.

Con respecto a las letras, se mueven en temáticas propias de dichos géneros, con un fuerte componente de crítica social como escuchamos en “El arma” o “Mares y fronteras“. Mención especial para la balada “Final del camino“, con la que precisamente cierran este disco, un medio tiempo donde una guitarra acústica lleva el hilo conductor de un tema cargado de nostalgia y un final que nos recuerda al final abierto de una historia que tiene segunda parte.

En resumen, nos encontramos ante un disco de mucha calidad, gran debut para un grupo muy versátil, que entra pisando fuerte, con gran calidad tanto individual como grupal. Una gran proyección en el panorama musical español en el que tienen un hueco asegurado.

Para acabar, me gustaría agradecer a Luis Azcue a.k.a. Doc por su colaboración y gran aporte en esta breve reseña.

Nos vemos en las salas,

Fran Salamanca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: