“Promesas”, álbum debut de BLANCO PALAMERA

Hace exactamente una semana BLANCO PALAMERA publicaba su álbum debut: Promesas” (Raso Estudio, 2019.

 Frescura y desparpajo inevitable en el debut oficial de este dúo de 21 años,  pero también de madurez, sinceridad y honestidad en una propuesta que se inventa nuevos márgenes sonoros para capitanear el sonido de una generación necesitada de proyectos como el de estos dos compostelanos residentes en Madrid.

“Promesas” cavila entre la vis más inquieta del pop contemporáneo: la que se mueve desprejuiciadamente por sus conexiones con el r&b, el jazz, el hip-hop, la bossa nova, el funk, la electrónica, el rock o la indietrónica; permitiéndonos pensar en subgéneros invisibles y en contracciones imposibles como pop&b, trip-pop o chill pop; pero también abriéndonos un campo de entendimiento lo suficientemente amplio e impredecible para entender que en BLANCO PALAMERA está naciendo algo que no habíamos conocido hasta ahora.

Grabado y producido íntegramente por las dos patas del proyecto, Manuel Blanco y Xoán Domínguez, y contando con colaboraciones puntuales de artistas de proyectos como BaiucaPuma Pumku o Pianet,BLANCO PALAMERA han pulido al detalle las diez canciones de un debut que resuena, en el segundo mes del año, como una de las posibles revelaciones de 2019.

 

Ya habíamos podido oír tres singles durante el 2018 y otros tres adelantos este 2019;  “Otra”, “Salvaje” o “Sola con mi voz”, tema que el 7 de febrero nos llegaba en forma de un videoclip dirigido por Adrián Canoura y Kika Ramil.Y es que Kika Ramil es ya el “tercer miembro estético” de BLANCO PALAMERA. Kika se ha encargado de dar empaque estético-conceptual al proyecto no solo a través de los diseños de la portada del disco, de los singles y las fotografías promocionales que ha puesto en circulación el grupo; sino y, sobre todo, a conseguir que la música y la dirección artística-gráfica empasten a la perfección, y las canciones suenen a través de las imágenes de Kika, y sus imágenes suenen a través de la música de BLANCO PALAMERA.

 

La banda ya está confirmando sus primeras fechas de presentación del disco: el viernes 29 de marzo en Ídolo Club, en la madrileña Sala Alevosía (entradas aquí); y el 8 de mayo compartiendo escenario con la mítica banda argentina Babasonicos dentro del celebrado ciclo de conciertos Sound Isidro (entradas aquí) que se celebra durante el mes de mayo en la capital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: