Reseña de”Cartas de Navegación” de Shinova

Hace exactamente un mes vio la luz el quinto de disco del quinteto vízcaíno Shinova y por ello vamos a hablaros de este trabajo.

La banda vizcaína Shinova ha crecido mucho en los últimos años. En 2014 decidieron dar un giro a su sonido con “Ana y el artista temerario”, pero no fue hasta 2016 con la publicación de “Volver” cuandose catapultaron a ser banda de referencia en los festivales españoles.

Ahora llega su quinto álbum “Cartas de Navegación” un trabajo compuesto  por once canciones en las que la voz de Gabriel de la Rosa consigue volver a envolvernos y  en las que Shinova adquiere ya un sonido propio y se consagra como una de las bandas más prometedoras del panorama musical.

Comenzamos señalando el diseño físico del disco, pues además de ser la portada un barco de papel de origami  color blanco, dentro del CD encontramos “una carta de navegación” con introducciones para crear nuestro propio barco. El objetivo de esto, en palabras de la banda, es “reivindicar  que muchas veces la simpleza es la mejor carta de navegación y el recurrir a lo que llevamos dentro”. 

TEMA A TEMA

No hay descripción de la foto disponible.

El disco se abre con “Guerra y paz”,  canción que con el sonido de impotentes teclados y guitarras te atrapa desde el primer momento.  La letra invita a declarar la paz a las bestias del pasado para encontrarse a uno mismo (“Estuve tan desorientado tras el rastro del dorado, debía haberlo sospechado, el tesoro era mis pasos”).

La segunda pista ya la conocíamos, fue el tema elegido como primer single, “El álbum”. quizás por ser la canción que más continuidad daba, por sonido y por composición a ‘Volver’. Un tema con una melodía en constante ascenso que también empuja a superar el pasado ( “Aquí está la instantánea de alguien que ya no soy yo”), pero esta vez el de una relación que a pesar de querer recordar y conservar (“Dime por qué aún intento salvar cada fragmento de cada negativo en el que duerme tu recuerdo), no puede seguir adelante (“Aunque duela saber que no fue para siempre, que nada es para siempre”).

La tercera pista también la conocíamos, segundo single y tema que titula el disco: “Cartas de navegación.  Tema con una elegante y pegajosa melodía nos habla de un amor que aun destinado a acabar en desastre es inevitable.

El anterior enlaza melódicamente a la perfección con Aurora, un tema mágico a la par que inspirador No habrá otra verdad que la que nos libere de herencias y miedos. Que cada final, que cada final sea el impulso necesario para el vuelo, el aprendizaje más certero, una epifanía en el desierto, el origen del mejor comienzo.”

De este pasamos aExpectativas y espejismos”. Aquí, la marcada batería nos atrapa y nos hace seguirla desde el primer momento.La letra nos recuerda que cuando incluso nuestros sueños se trunquen, siempre habrá alguien que nos hará ver la luz (“Y entre expectativas y espejismos apareces y eres lo único real. Un soplo de vida en mis abismos. Una ráfaga de plena claridad”).

En el ecuador del disco, una canción que los festivaleros ya habíamos oído en directo: “Utopía”.  Y es que el tema se presenta como el más festivalero del disco, alegre, rítmico y optimista. Esta vez, el vocalista toma la voz de tercera persona para narrar una historia de amor que comienza con flechazo en un concierto.

Y de este, pasamos a “En el otro extremo”, donde el sintetizador nos sorprende y engancha.  La letra, como y ocurría en canciones de anteriores disco, nos habla de la vida del viajero.

En la pista ocho encontramos a una de las joyas del disco, “La buhardilla de la musa.” Desde las primeras notas el tema que nos traslada a una atmósfera cálida y sensual y nos dibuja un lugar útopico. Una vez más encontramos frases inspiradoras como “¿Que estás dispuesto a sacrificar para acariciar el cielo?”.

En el corte nueve, “Mirlo blanco”, una canción dedicada a los seguidores de la banda en la que volvemos a encontrar frases inspiradoras como: “Acabaré éste café y cambiaremos el mundo”.

Para ir acabando tenemos ‘Solo una canción’, una atrevida canción que con un pegajosos sonido de guitarra alega contra las críticas y la censura a los músicos.

Para acabar el disco, El Trayecto Natural”, un tema con una guitarra marcada cuya letra nos recuerda al tópico Vita flumen. Así, el disco acaba diciendo Pero si las teorías fuerzan ciertas y no hubiera más que silencio detrás de la puerta. Sólo hazme un favor,no te vayas antes que yo,”

En resumen un disco envolvente, mágico y elegante. Un disco que si te gusta el pop te gustará. Un disco que si te gusta el rock también te gustará.  Un disco que si te gusta la buena música, te gustará.

Además de a adquirirlo en físico, os invitamos a oírlo del tirón porque es como mejor se saborea:

TOP5:  ‘La buhardilla de la musa’, ‘En el otro extremo‘, ‘El álbum’, ‘Cartas de navegación’, ‘Expectativas y espejismos’,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: