dig

ROCK AND ROLL CON JAIME BUENAVENTURA EN LOS SHOWCASES DEL WARM UP ESTRELLA DE LEVANTE

En este mes de octubre el festival Warm Up Estrella de levante y Movistar+ nos regalaron el segundo Showcase de la temporada: el de Jaime Buenaventura.

Pero, el madrileño no llegó solo a la ciudad, sino acompañado de toda su banda:  Dani Napolitano a la batería, Nacho Vizcay al bajo, Juancar Marín  a la guitarra y Ana de Santiago a los coros, guitarra y pandereta.

El viernes, a la hora señalada la tienda abría sus puertas y nos invitaba a una cerveza mientras esperábamos a que saliera el grupo.

“Yo soy Jaime Buenaventura y está es mi banda y está noche vamos a bailar al ritmo de rock and roll” decía el artista. El show empezó con “Indecentes”, un tema fresco y donde el artista ya exponía ya su filosofía:“Qué te parece si volvemos a hablar de cosas que en un tiempo no importarán, encontrando en los problemas rock and roll. Ser indecentes de forma natural y que los temas serios nos den igual como todas las promesas que hicimos tú y yo”. Para seguir escogió el tema por el que le conocimos, su primer single:“Cansado de escribirte”. Una pegadiza canción, en la que reivindica la constante necesidad de usar las redes sociales en las relaciones de hoy en día mientras nos sitúa en el peor momento de una relación.

Después vendrían “Idolos” y “Cielo“, una adaptación al castellano del tema “Yellow” de Coldplay en la que el artista sabe llevarla a su terreno. A continuación tocaba Madurar es de Cobardes,  un tema muy elaborado tanto a nivel compositivo como instrumental. La  letra, aunque se pudiera referir a cualquier joven que se halla perdido al tener que elegir su camino habla desde la perspectiva de una chica. Para continuar, tres temas al más puro estilo rock and roll, con sexo drogas y amor: “Amigas de drogas”, “No al reggeaton” y Rock del atraco”. Esta última se veía interrumpida por la presentación  que el artista hizo de toda su banda, fue aquí donde nos dimos cuenta la importancia que tiene la confianza entre los miembros de un grupo y la razón de su complicidad en escena:

“Detrás de mi, baqueta en la mano, el ritmo latino por las venas, desde Venezuela hasta Madrid y hoy en Murcia es un placer tener en la batería al puto Dani Napolitano.

Y seguimos, estrenándose en la Jaime Buenaventuraband esta noche, un autentico genio de las cuatro cuerdas, la elegancia, la clase, el jazz. Él es un hipsters de los de verdad de los de cuando los modernos molaban. Por eso es un placer tener conmigo esta noche al grandísimo Nacho Vizkay.

Este amigo y yo hemos vivido muchas aventuras, hemos estado en muchas comisarías, hemos compuesto muchas canciones, pero aquí estamos. Por favor que se caiga abajo esta tienda de movistar para recibir a las teclas y a los coros a Juanrra.

Seguimos y esto sí que me hace mucha ilusión. Es nuestra última incorporación y aporta un toque femenino que a esta banda viene de puta madre. Echándole más huevos que todos nosotros juntos, ella es mi amiga lady rock and roll. Esta noche a los coros, a la guitarra y a la pandereta, Ana de Santiago.

Por último, la guinda del pastel del rock and roll. Es el guitar hero que todo artista necesita en su banda. Haciendo magia, a las seis cuerdas, invadido por el espíritu de Bill Gates, Jimi Hendryx y Eric Clapton, está noche tengo a la guitarra a mi hermano Juancar.

Después de está presentación daban paso a la “La venda”, un tema lo incluye todo, coros, sonidos de guitarra ochenteros y una historia de desamor desarrollado en las calles de Madrid. Y para acabar, el recién estrenado single (además ese mismo día) “Discos Rayados”  en el que el artista volvía a dejar claro su gusto por lo clásico:Me siento anticuado buscando recuerdos en discos rayados de grupos que han muerto y el telediario tan crudo y violento se muestra impasible vendiendo un infierno.”

La imagen puede contener: 2 personas, personas en el escenario y personas tocando instrumentos musicales

Un resumen, un concierto corto, de esos que te dejan con ganas de más. Un concierto en el que pudimos ver complicidad, desparpajo, ritmo, talento e incluso al artista subir por las mesas. Un concierto en   el que faltaron temas como “Cara a cara”, “Fuego” o “Distruten de su viaje”. Un concierto en el que el artista y su banda consiguieron hacer balancearse a todos los asistentes. Un concierto de un género al que ya no estamos acostumbrados pero que nos recordó lo maravilloso que es el sonido rock and rollo. Un concierto que, dentro de unos años, cuando el artista este en lo más alto, presumiremos de haber estado. Un concierto íntimo, que ninguno de los asistentes olvidaremos. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: