dav

Triángulo Inverso llega a Cartagena de la mano de WARM UP Festival y Movistar+

Acabamos el mes de noviembre en Cartagena. Y no por mera casualidad, el festival Warm Up Estrella de levante y Movistar+ nos ofrecían el cuarto showcase de la temporada: Triángulo Inverso.

La imagen puede contener: 1 persona, en el escenario, tocando un instrumento musical y guitarra

No es la primera vez que os hablamos de este grupo, ni será la última. Por lo que si no os suena os los volvemos a presentar; Triángulo Inverso, es una joven banda formada por Manuel Muñoz (voz y guitarra acústica), Gabriel Muñoz (bajo eléctrico), José Arriero (guitarra eléctrica y coros), Josh Hannaby (batería) y Pepe Doncel (teclado, guitarra solista y coros). Tras lanzar en 2017 su EP “Cromatismos”, en abril de 2018 de la mano de Hook Management han lanzado su álbum debut:  “Golpe y Efecto”.

Abrieron el concierto con “Planes excéntricos“, tema en el que el vocalista exclamó ¡Venga vamos a pasárnoslo bien! justo en el momento indicado de la canción para poner al público en pie.  La siguiente canción fue “Golpe y efecto”,tema que da nombre a su disco y que enlazaron con La llave. Así, con solo tres canciones, el grupo había conquistado al público .El grupo se detuvo entonces para presentar una de sus canciones más especiales, señalando que para ellos era toda una “hazaña” estar esa noche en Cartagena.  Así enlazaban “Hazañas” y “Ciudades; de una forma perfecta, consiguiendo que todos coreáramos los estribillos de ambas canciones.

Llegaba el momento de presentar uno de los temazos de la banda, una canción cuyo título proviene de los cristales de la Isla veneciana, “Murano”, tema en el que notamos como al vocalista le faltaba espacio para bailar. Esta fue seguida de Salto a destiempo”.

Se detenían entonces a narrar como su “aventura” comenzó con su primer EP, el cual les trajo muchísimas buenas noticias, y presentar el siguiente tema “Todo comenzó con…” Una botella de cerveza caía al suelo entonces. “Esto empieza fatal”, bromeaba el vocalista. “Bueno,a ver, empezamos con un primer EP, que se llamaba Cromatismos y justo es el tema que vamos a cantar. Y habla de esas parejas que dices estos tíos no pegan ni con cola. Pero, realmente los saben que pegan son ellos. Pues eso. Nosotros mezclamos azules y amarillos, para nosotros es como muy antagónico“. Sonaba “Cromatismos”, tema al que seguirían  “Cae el dictador” e “Irene”.

“Para acabar vamos a tocar Barlovento ahora, es como un tema muy íntimo, chiquitito”, decía Manu para presentar el siguiente tema. La canción empezaba siendo la más lenta que habíamos oído en toda la noche; guitarras, batería y bajo permanecían callados mientras Pepe volvía al teclado ofreciéndonos un solo al que no tardaría a sumarse la voz de Manuel. Piano y voz se complementaban, ambos comenzaban como una suave caricia y juntos iban tomando fuerza.  La virtuosidad de Pepe ante las teclas nos embelesaba y la voz de Manuel, que había comenzado como un tenue susurro, se desgarraba logrando emocionarnos. Sin embargo, a mitad de la canción, tras tres golpes de baqueta, Pepe retomaba la guitarra y el resto de instrumentos se sumaban hasta volver la melodía la más cañera hasta el momento. Con batería, bajo y la rítmica acompañando Manu y Pepe se enfrentaban en un duelo de guitarra acústica y eléctrica. Finalmente, el polifacético de Pepe nos deleitaba con un impresionante solo en la eléctrica.

Antes de despedirse, el grupo agradecía el trato a la tienda , a los asistentes y al festival: “Muchísimas gracias al WARM UP por formar esta cosita tan bonita que formamos todos. De verdad que muchísimas gracias por venir. Molaría que disemos todos palmas, así, pot romper un poco el protocolo.” Así, quizás por su carisma, quizás por la hora  de música que nos habían regalado, consiguieron hacer bailar y dar palmas a una tienda entera. Se iban con Vendaval, un vendaval tan fuerte como el que ocasionan donde van.

Muy muy atentos a este grupo al que podréis ver el próximo 30 de noviembre en la Yesería (Murcia) y en unos años encabezando todos los festivales.

 

Helga Melgarejo de Ibarra

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: